El número de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo aumentó un 4,4% durante 2015 en comparación con el año anterior, hasta los 1.184 millones de viajeros, según los datos del barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT), en un año turístico en el que Europa, las Américas, Asia y el Pacífico fueron las regiones más beneficiadas con crecimiento del 5%.

En rueda de prensa, el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, destacó el crecimiento registrado durante seis años consecutivos por el sector turístico, habiendo aumentado las llegadas internacionales un 4% o más cada año desde el año 2010, después de la crisis.

El buen comportamiento del sector está contribuyendo al crecimiento económico y a la creación de empleo en muchos lugares del mundo, por lo que es esencial que los países promuevan políticas para fomentar el continuo crecimiento del turismo”, manifestó el secretario general quien alertó de que la seguridad es una amenaza mundial por lo que “ha llegado el momento en que la comunidad internacional se una al respecto”.

La demanda fue significativa en su conjunto aunque los resultados no fueron iguales en todos los destinos debido al la fluctuación de los tipos de cambio, la bajada de los precios del petróleo a precios inusualmente bajos, así como la creciente preocupación en torno a la seguridad.

Impacto limitado por el terrorismo

El desarrollo del turismo depende en gran medida de nuestra capacidad colectiva de promover unos viajes seguros y fluidos“, aseguró Rifai, quien estimó que el impacto sobre el turismo por los ataques terroristas es a corto plazo y limitado en zonas por lo que no afectaría a la totalidad del sector.

“No podemos dejar que el pánico nos paralice que es lo que ellos quieren que suceda. Hay que seguir con nuestra vida, y seguir viajando con las indicaciones y medidas de seguridad reforzadas. Nunca debemos poner freno a una actividad humana con tantos beneficios para el empleo, el crecimiento económico y que contribuye a la paz y al entendimiento”, indicó Rifai.

El crecimiento de las llegadas de turistas internacionales en los destinos de las economías avanzadas (5%) superó al de las economía emergentes (4%), gracias sobre todo a los excelente resultados de Europa (5%).

Fortalezas de España

En lo referido a España, las perspectivas son que siga creciendo en la línea mantenida en los últimos años que le ha permitido alcanzar los 68 millones de turistas a finales de 2015.

Rifai aseguró que España es un “destino turístico fuerte histórico” y que sus resultados no son solo fruto de los turistas ‘cedidos’ de otros lugares menos seguros sino que son fruto de las buenas políticas públicas y el empuje del sector privado.

“España ha incluido en los últimos años nuevos destinos y productos como turismo cultural o de compras y eso es lo que en parte ha provocado su crecimiento, no la desgracia de otros”, puntualizó Rifai quien confía en que el crecimiento sea continuo en los próximos años.

Por regiones, Europa, las Américas y Asia y el Pacífico registraron todas ellas un crecimiento del 5% en 2015. Las llegadas a Oriente Medio se incrementaron en un 3% mientras que en África, los limitados datos disponibles apuntan a un descenso estimado del 3%, debido en gran parte a los resultados negativos del Norte de África, la subregión a la que se atribuyen más de un tercio de las llegadas a la región.

Europa lidera los crecimientos

Europa lideró el crecimiento con aumentos del 5% gracias a la debilidad del euro frente al dólar lo que permitió alcanzar los 609 millones de turistas. Destaca la Europa Central y del Este (6%) que recuperó el descenso de llegadas del año anterior.

La región de Asia y el Pacífico (5%) registró 13 millones más de llegadas de turistas internacionales el pasado año hasta alcanzar los 277 millones. Por su parte, la llegada de turistas internacionales a las Américas aumentó también un 5% hasta, 191 millones consolidándose así los excelentes resultados en 2014.

Las llegadas de turistas internacionales en Oriente Medio aumentaron, según estimaciones, un 3% hasta un total de 54 millones consolidando así la recuperación iniciada en 2014. Los limitados datos disponibles para África apuntan a un descenso del 3% en las llegadas internacionales, llegando a un total de 53 millones.

El gasto turístico ha estado protagonizado en 2015 por unos cuantos mercados emisores, favorecidos por una moneda fuerte y una economía sólida. Entre los principales mercados emisores del mundo, China con un aumento del gasto de dos dígitos todos los años desde 2004, mientras que en otros mercados antes muy dinámicos como Rusia o Brasil se redujo significativamente.

El gasto en Estados Unidos (9%), el segundo mayor mercado emisor del mundo, y del Reino Unido (6%) se vio impulsado por monedas fuertes. Por su parte, el gasto en Alemania, Italia y Austria creció a un ritmo más lento (2%) mientras que la demanda de Canadá y Francia fue más bien débil.

Perspectivas para 2016

Los resultados del índice de confianza de la OMT siguen siendo “muy positivos” para 2016, aunque a nivel ligeramente inferior comparado con años anteriores. Basándose en la actual tendencia y en la perspectiva general la OMT prevé que la llegada de turistas internacionales crezca un 4% en todo el mundo en 2016.

Por regiones se espera que el crecimiento sea mayor en Asia y Pacífico (entre 4 y 5%) y en las Américas (entre 4 y 5%), seguido de Europa (entre el 3,5% y el 4,5%). Las proyecciones para África (entre 2 y 5%) y para Oriente Medio (entre el 2% y el 5%) son positivas aunque con mayor grado de incertidumbre y volatilidad.