Telefónica ha creado la sociedad Wireless Towers, una decisión que se enmarca en su plan para segregar activos de infraestructuras como torres de telecomunicaciones, cables submarinos o centros de datos y que supondrá la incorporación de todos los activos de su filial Telefónica Móviles España relacionados con infraestructuras a la nueva sociedad.

Según el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) de este miércoles, y que recoge Europa Press, la junta universal de Telefónica Móviles España ha aprobado su “escisión parcial sin extinción” a favor de la sociedad de nueva creación Wireless Towers, que implica la transmisión en bloque de una parte su patrimonio.

En concreto, la filial de móviles en España cederá a la nueva empresa el uso de infraestructuras a operadores de telecomunicaciones para la instalación de equipos destinados a la prestación de servicios de telecomunicaciones. Asimismo, la operadora informa de que como consecuencia de esta escisión parcial de su negocio, Telefónica Móviles España reducirá su capital social y sus reservas de libre disposición en 213,9 millones de euros.

Telefónica continúa así con su plan para agrupar sus activos de infraestructuras en una filial independiente, que podría salir a bolsa o venderse de forma parcial y en la que la operadora mantendría una participación mayoritaria de control.

El BORME ya publicó el pasado lunes la creación de Submarine Telecommunications, que nació con un capital social de 3.000 euros y con Telefónica América como socio único.

El director financiero de Telefónica, Ángel Vilá, ya adelantó tras la publicación de los resultados del tercer trimestre que la compañía podría iniciar una revisión de sus activos de infraestructuras para escindirlos en una empresa independiente y poder refleja así su valor.