Las tres aerolíneas, junto a Iberia Express, son las que más aprovechan la buena marcha del sector para disparar sus cifras de pasajeros, con crecimientos -todas- por encima del 10% durante 2015.

Con casi 208 millones de pasajeros, los aeropuertos españoles han convertido 2015 en el segundo mejor año de su historia (sólo por detrás del récord de 210,5 millones de que se logró en 2007). El tráfico aéreo es reflejo fiel de la buena marcha del conjunto del sector turístico, con las llegadas de viajeros internacionales en máximos históricos y con la esperada recuperación de la demanda de los turistas españoles siendo ya -ahora sí- una realidad. Y son las principales aerolíneas las que más están impulsando este despegue del sector aéreo en España… o las que más se están beneficiando de él.

Ryanair, que sigue como líder absoluto de los cielos españoles por sexto año consecutivo, Vueling y la renovada Iberia (junto a su filial Express) son las compañías que más crecen en la España del boom del turismo. Las grandes aerolíneas del mercado afianzan su dominio y abren brecha con sus rivales gracias a incrementos en su cifra de pasajeros de dos dígitos en todos los casos.

Bajo el control de Ryanair

Ryanair se mantiene indiscutiblemente como la mayor aerolínea del mercado español. El gigante del bajo coste, que desbancó del liderato en 2010 a la antaño todopoderosa Iberia, transportó más de 30,4 millones de pasajeros el año pasado, apuntándose un fortísimo incremento del 11,3% (3,1 millones de viajeros más en sólo un ejercicio).

La compañía irlandesa vuelve a crecer con fuerza en España después del órdago que lanzó a Aena hace tres años por la subida de tasas. La aerolínea low cost redujo drásticamente sus rutas y vuelos en el mercado nacional y, con ello, registró caídas del tráfico de viajeros en 2013 y también levemente en 2014.

Ahora Ryanair se ha rearmado con nuevas conexiones y más vuelos en los aeropuertos españoles y ha colocado a España como uno de sus grandes polos de expansión para los próximos años. Los planes de la compañía pasan por controlar en cinco años entre un 20% y un 25% de todo el tráfico en España, desde la cuota de cerca del 18% con que cuenta actualmente.

Iberia, Express y Vueling impulsan al ‘otro’ líder

El único rival que puede hacer sombra a Ryanair es un rival… figurado. Real en el ámbito corporativo, o financiero, pero disperso en diferentes marcas y compañías desde el punto de vista operativo. Y es que IAG (el holding que agrupa a Iberia, Iberia Express, Vueling, British Airways y ahora también a Aer Lingus) se erigiría en sentido estricto en el mayor grupo aéreo de España. La suma de todas las aerolíneas de IAG supera los 40,7 millones de pasajeros en 2015, un 12,4% más y muy por delante de Ryanair. Pero las diferentes compañías integradas en el holding están  lejos de las cotas que alcanza el gigante ‘low cost’.

Vueling se mantiene como eterna segundona de la aviación España. La compañía con base en Barcelona continúa con su fuerte expansión y logra seguir el ritmo de Ryanair. Vueling logró rebasar los 20,5 millones de viajeros el año pasado, un 11,1% más que en 2014. Pero ya ni siquiera es la aerolínea que más crece de las integradas en IAG.

Iberia se ha reinventado. La antigua compañía de bandera ha superado sus horas más bajas, en las que el intento de combatir los persistentes números rojos de sus cuentas se tradujo en un drástico recorte de su actividad. Tras un duro proceso de recortes (con dos ERE para 4.500 empleados, rebajas de salarios, cierre de rutas…), Iberia vuelve a crecer con fuerza. La antigua compañía de bandera transportó un total de 12,5 millones de pasajeros el último año, un 13,7% más.

Además, su filial de bajo coste, Iberia Express, a la que cedió buena parte de sus rutas domésticas y europeas, es la aerolínea que más crece en España, con un incremento del 16% de su tráfico, hasta los 4,1 millones de viajeros. La suma de Iberia y de Express -que sí operan de manera completamente coordinada y que se reparten las tareas- roza los 16,7 millones de clientes en el ejercicio, con un aumento del 14,3%.

EasyJet y Air Europa, con alzas ‘modestas’

La bajo coste británica easyJet, a la espera de la próxima apertura en febrero de su nueva base de operaciones en Barcelona -la única en España tras el cierre en 2012 de la de Madrid-Barajas-, también crece pero de manera contenida. EasyJet alcanzó los 11 millones de clientes en el mercado español, con un alza del 3,2%.

Air Europa, la aerolínea del grupo Globalia, también registra un crecimiento relativamente modesto (relativamente al compararse con los incrementos desorbitados de otros rivales) del 5,9%, hasta casi tocar los 10,3 millones de pasajeros. Air Europa se prepara para lanzar con carácter inmediato una nueva filial para vuelos domésticos y europeos -Air Europa Express-, que con total seguridad trastocará el ranking de la aviación española en este año que ahora arranca.

La ‘low cost’ Norwegian, de las últimas en llegar al mercado español, se cuela sin embargo entre las que más crecen este año en España. La compañía noruega supera los 5,3 millones de pasajeros (incluido el tráfico de su filial Norwegian Air International), un 13,5% más que el año pasado. Norwegian también ha elegido España como un destino prioritario para impulsar su expansión y el pasado octubre lanzó sus primeras rutas domésticas en el mercado español.