La pugna por los derechos de televisión de la ACB siguen su curso vía judicial. Cuando a principio de temporada Movistar adquiría en exclusiva los derechos de la liga de baloncesto todo parecía resuelto. La realidad es que Orange no iba a ceder tan fácil en su legítima defensa de los derechos que también tenía.

El lío por los derechos televisivos del baloncesto en España ha dado un paso más. Aunque esta vez todo se decide en los juzgados. Antes de terminar el año supimos que el juez que estaba llevando el caso sobre los derechos arrebatados a Orange había dado la razón al operador ‘naranja’ y podría recuperar la señal de televisión de los partidos, y por lo tanto Movistar pasaría a no tener los contenidos en exclusiva.

La gran incógnita se mantenía sobre cuál sería la postura de Orange con respecto a sus exigencias, y qué decretaría el juez. Existen dos escenarios posibles: por un lado la recuperación de los derechos en televisión, mediante los cuales podría volver a retransmitir los partidos en su plataforma Orange Arena. O bien algún tipo de indemnización económica derivada, de forma lógica, de un lucro cesante al que se ha visto sometido el operador de origen galo.

Ante este escenario, y según adelanta la web ‘Encestando’, la lectura de la resolución judicial da la razón a Orange en su petición de que se le restituyan sus derechos ante el perjuicio sufrido al dejarlos sin efecto la ACB de forma unilateral el pasado octubre.

La preocupación en la ACB es máxima. El hecho de que los dos operadores tuvieran acceso a los derechos supondría que Movistar ya no los tiene en exclusiva. Por lo tanto, habría que hacer una revisión contractual de lo que se pagó a principio de temporada, y el importe sería diferente. Algo que involucra a los clubs que ya podrían tener provisionado ese dinero que esperaban recibir. Desde ‘Encestando’ hablan de que la ACB y Movistar habrían tenido una reunión para aclarar la situación sin haber llegado a buen puerto.

Además, no solo existe el aspecto televisivo. La ACB también debería devolver los espacios publicitarios que tuviera contratado con Orange. Hay que recordar que los ‘naranjas’ tenían todavía un año de contrato vigente como patrocinador de la Liga Endesa.

Si finalmente se da esta situación, sería curioso ver como ambos operadores ofrecen la imagen desde sus respectivas plataformas de televisión mientras que en las canchas aparece la publicidad igualmente de ambos competidores. Por el momento ni Orange ni Movistar se han pronunciado de forma pública, y es de esperar que hasta que no se termine de resolver la vía judicial no darán explicaciones.