Desde que Podemos saltó a la escena pública ha sido relacionado con sistemas políticos de dudosa credibilidad democrática. El último episodio tiene que ver con una presunta financiación ilegal del régimen iraní que está investigando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

Concretamente, y según adelanta ‘El Confidencial’, se trataría de una presunta financiación a través de empresas audiovisuales de origen iraní. Estas empresas están administradas por el Mahmoud Alizadeh Azimi.

Para llevar a cabo esta investigación, la UDEF dispone de informes que aseguran que Podemos habría recibido a través de ese entramado societario más de 5 millones de euros aportados directamente por el régimen de Teherán. Dichos informes habrían salido de los servicios de inteligencia españoles. De esta manera, se argumenta, el partido de Pablo Iglesias habría obtenido los recursos necesarios para conseguir influencia y poder, y de esta forma crecer como partido.

La investigación habría arrancado a finales del año pasado, concretamente en el mes de diciembre. Esta información no se quiso hacer pública para que no actuase de forma determinante en las elecciones generales celebradas el 20 de diciembre. Aunque según los informes, las investigación se habría iniciado tiempo atrás. Según cuenta ‘El Confidencial’, el eje de la trama lo constituiría la sociedad 360 Global Media, una firma del sector audiovisual montada de la nada por Alizadeh Azimi en abril de 2012 que ha declarado unos ingresos totales desde entonces de 7,2 millones de euros.

En cuanto a la facturación sobre ese dinero, tendría que ver con la emisión en España del canal público iraní en castellano Hispan TV, lo que justificaría la inyección en la sociedad de fondos del régimen iraní. Sólo en 2014, 360 Global Media declaró unos ingresos de 2.968.132,69 euros.