El grupo HNA, principal accionista de NH Hotel Group y que negocia su irrupción en Globalia, se alía con la polémica app para entrar en el capital de su filial china y conectar su servicio de taxis alternativas a los vuelos de sus aerolíneas, sus aeropuertos y sus hoteles en todo el mundo.

Uber ha encontrado un nuevo socio para crecer en China… y todo parece indicar que también en el resto del mundo. La polémica aplicación para contratar taxis alternativos (alegales o ilegales, según la regulación de cada país) ha conseguido cerrar una alianza estratégica con el gigante chino HNA Group.

El conglomerado oriental -matriz de docenas de empresas, principal accionista la española NH Hotel Group y que negocia su irrupción en el grupo Globalia con una participación del 44%- entrará en el capital de la filial china de Uber, con una aportación no desvelada, y ofrecerá a los clientes de sus compañías aéreas, de los aeropuertos que gestiona y de los hoteles que explota los servicios de transporte que desarrolla su nuevo socio.

“Trabajando junto a HNA Group podemos ofrecer un servicio aún más excitante y cómodo a los viajeros en China y en todo el mundo”, apunta el consejero delegado de Uber Technologies, Travis Kalanick, en un comunicado en el que no se ofrecen más precisiones sobre el alcance operativo, comercial y financiero de la alianza con el grupo chino. Pero se vislumbra que el acuerdo pretende ir más allá de la Gran Muralla, y abarcar mercados de otras latitudes, lo que supondría un empujón crucial para los planes de crecimiento de Uber.

Un gigante que mira a España

HNA Group es un mastodonte con docenas de empresas bajo su paraguas que presume de dar empleo a 110.000 personas en todo el mundo, de tener activos por valor de 500.000 millones de yuanes (unos 70.200 millones de euros) y de haber superado en 2014 los 25.646 millones de dólares de facturación (unos 23.400 millones de euros).

La primera piedra del imperio la puso en 1993 su fundador, y aún hoy presidente, Chen Feng con la creación de Hainan Airlines. Hoy a Hainan le acompañan docena larga de aerolíneas en la división aérea HNA Aviation. Y bajo el manto de HNA también se encuentran casi un centenar de hoteles de la cadena Tangla, 15 aeropuertos gestionados por su filial Meilan, touroperadores turísticos y participaciones en agencias de viajes online, constructoras, inmobiliarias, más de 250 centros comerciales, un miniimperio de la logística internacional con servicios de transporte marítimo, filiales de servicios financieros a través de HNA Capital e incluso un conglomerado de productoras de cine y televisión y de distribución cultural.

En el marco de su plan de inversiones para convertirse en un gigante global, HNA aterrizó en España en 2013 y lo hizo con su entrada en el capital de NH Hoteles, la segunda mayor hotelera del país. Ahora busca apuntalar su presencia en el mercado español con la irrupción en el capital del mayor grupo turístico del país, Globalia (Air Europa, Halcón Viajes, Travelplán, Be Live Hotels…) en el que ultima su entrada con aparentemente un 44% del capital. Y también se le ha vinculado con un intento de tomar casi la mitad del capital del RCD Espanyol, y en la puja del aeropuerto de Ciudad Real, y en los mentideros del sector se deslizó su pretensión de participar en la ampliación de capital para entrar en el grupo OHL