La petrolera, controlada por el fondo soberano de Abu Dhabi, ha cerrado la venta a Borealis de su participación en el gestor de los oleoductos de España. La operación ronda los 300 millones de euros, según fuentes del mercado.

Cepsa cierra una etapa con su salida del accionariado de CLH, en el que estaba presente desde la creación de la compañía, en 1992. La petrolera, antaño española y hoy controlada por IPIC –el fondo soberano del emirato de Abu Dhabi-, ha cerrado un acuerdo con el fondo canadiense Borealis para la venta del paquete del 9,15% que le quedaba en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), el gestor de los oleoductos españoles.

La petrolera no ha desvelado el importe de la venta, pero fuentes del mercado sitúan el valor de la operación en el entorno de los 300 millones de euros, en línea el precio de 325 millones que obtuvo Repsol el pasado septiembre con la venta del último 10% que le quedaba en CLH.

Cepsa llegó a controlar un 25,1% del capital de CLH, pero fue reduciendo esa presencia en sucesivas desinversiones pactadas con Ardian, Disa y Enbridge. El fondo Ardian es actualmente el principal accionista del gestor de los oleoductos, con un 25%, tras comprar el pasado septiembre también el último 10% que aún mantenía Repsol (la petrolera presidida dirigida por Josu Jon Imaz llegó a tener un control total de CLH con un 65,1% del capital).

Según destaca Cepsa, la venta se enmarca en el “programa de optimización” de la compañía que contempla la venta de activos no estratégicos del grupo.