Es complicado afrontar el estudio de la obra de alguien como el guionista británico Alan Moore. No solo por su extensión (de los principios en las editoriales de su país a la rotunda independencia actual, pasando por su etapa en el tebeo mainstream americano), sino por su importancia: obras como La Cosa del Pantano , Watchmen o V de Vendetta tienen tal complejidad formal, densidad narrativa e importancia dentro de la historia del medio que, de hecho, han generado ellas mismas sus propios libros monográficos.

La tarea que el especialista Alejandro Barba tiene ante sí no es sencilla, pues: repasar en unos pocos cientos de páginas la obra de Moore, haciendo hincapié además en el aspecto de la biolocalización. Esto es, cómo Northampton, la ciudad industrial y a ratos deprimida en la que Alan Moore ha estado instalado toda su vida, ha influido en su obra.

Barba sale francamente airoso de la tarea porque desde el primer momento asume sus limitaciones: es prolijo en detalles y divagaciones sobre la historia de Northampton y sobre el componente psicogeográfico de obras como From Hell, pero a la vez, pacientemente va desgranando la vida y obra de Moore a paso ligero y sin entretenerse, como un paseo rápido por los callejones de su biografía.

Hechizo en Northampton puede no ser el libro ideal para iniciarse en Moore: es conveniente que el lector conozca ya los clásicos del autor, y mejor aún si tiene conocimientos que le permitan ubicar la situación en la industria de 2000 AD y las revistas británicas de los ochenta, o la explosión independiente de editoriales norteamericanas en los noventa. Aunque Barba se preocupa de contextualizar todo (y para ello escoge un estilo expositivo y documentado, pero adecuadamente sencillo y que se lee sin dificultad), la obra de Moore vertebra la historia del comic de más de cuatro décadas, y es fácil perderse.

Barba no consigue, por supuesto, hacer entender la grandeza de comics como V de Vendetta, que merecen muchísimo más espacio, y pasa de puntillas por clásicos menores como La balada de Halo Jones, pero es que no hay otra forma de hacerlo: no falta ningún detalle sobre el tema nuclear del libro (la biolocalización) y en todo lo demás es un espléndido repaso a la obra del autor, perfecto para ir rellenando huecos biográficos si el lector ya conoce la obra del barbudo de Northampton.

Aún hay mucho que escribir sobre Alan Moore. Este libro de Gasmask tiene el indudable privilegio de dejarlo todo dicho acerca de la relación entre el guionista y Northampton. Ya es bastante más de lo que pueden presumir otros volúmenes más ambiciosos pero, al final del día, mucho más insatisfactorios.

ficha

Hechizo en Northhampton – Una biolocalización de Alan Moore
Alejandro Barba
Gasmask Editores