Cuando el día de Reyes deja la tradicional polémica sobre los regalos sexistas: coches para niños, muñecas para niñas; el ecommerce demuestra que la tendencia de compra entre hombres y mujeres sigue todavía unos patrones muy estereotipados.

Pese a que los internautas españoles utilizan internet para comprar viajes (billetes de avión, hoteles, etc.) y productos culturales como libros, películas o entradas a espectáculos, lo que más destaca es la diferencia entre hombres y mujeres. Ellos compran artículos de tecnología, ellas productos de moda. Los tópicos están servidos.

Esta es una de las conclusiones a la que llega un estudio realizado por The Cocktail Analysis para la plataforma de interacción en tiempo real iAdvize. El análisis también destaca que antes de decidirse a pasar por caja, los compradores online se informan exhaustivamente acerca del producto y su precio, usando para ello webs de comparación de precios, blogs de opinión o la sección de comentarios del mismo site de comercio electrónico. Además, uno de cada tres compradores online tiene muy en cuenta la opinión de otros internautas antes de tomar una decisión.

Los clientes satisfechos comparten de forma voluntaria su experiencia de compra con otros consumidores, especialmente en el propio site de ecommerce, en webs y blogs de opiniones y a través de sus redes sociales. Además, un 70% de los encuestados ayudaría a otros internautas mediante herramientas Community Messaging, mediante las que el portal de compras pone en contacto a un posible comprador con alguien que ya haya adquirido ese producto, a cambio de descuentos, regalos y ventajas en la tienda online.

Asistencia online

Siete de cada diez compradores online han contactado alguna vez con el servicio de atención al cliente para realizar un seguimiento de su pedido. Igualmente, seis de cada diez hacen lo mismo para hacer una reclamación después de la compra, y cinco de cada diez para obtener información sobre condiciones de envío y devoluciones.

Para este tipo de consultas, los consumidores prefieren utilizar el email, el teléfono y el Click to chat, una herramienta que permite a los clientes chatear en vivo con un profesional. Para las consultas realizadas desde un smartphone, los medios de contacto más usados son las redes sociales y el Click to call.