España es un país de graciosos, como demuestra Twitter a cada minuto que pasa. Pero, afortunadamente, también en esto hay profesionales. Le sacamos unas respuestas a Paco Alcázar (Cádiz, 1970), veterano del comic underground, músico y, principalmente, dibujante de Orgullo y Satisfacción y uno de los dibujantes de El Jueves que se rebelaron tras la censura por parte de RBA y montaron su propia publicación online.

Su personaje Silvio José, el buen parásito, es “la síntesis perfecta de todas las mediocridades y miserias de eso llamado el ser humano”, en palabras del crítico de cómics Álvaro Pons.

¿Os pasa a los humoristas como a los medios, que al existir tanta oferta de noticias gratis dejamos de tener compradores? ¿o es todo lo contrario porque se activa el chip del sentido del humor y la gente se mata por compraros?

Supongo que hay una mezcla de las dos cosas. Por una parte es una especie de competencia, porque las redes se han convertido en una especie de “suministrador 24 horas de humor gratuito” pero por la otra también es más sencillo llegar a tu público o incluso crear una audiencia-comunidad-o-cómo-lo-quieras-llamar para una publicación. Algo que en el mundo del papel es impensable sin una (gran) editorial por medio. Monetizar esto es terriblemente complicado, sí, pero todo es terriblemente complicado en esta vida.

¿Cómo hacer chistes cuando parece que hay millones de españoles pegándose por hacerlos ellos primero? ¿No os pasa que a veces termináis ‘copiando’ sólo porque se os ha ocurrido la misma idea que a otro? No me extrañaría que un director de zoo malvado se convirtiese en noticia y te pisase alguna historia. O que una cadena estadounidense de TV lanzase una serie sobre un zoo O que un montón de españoles maduritos viviesen en casa de sus padres como parásitos mientras siguen viviendo como marajás y jugando a videojuegos… ¡Oh, wait!

Yo, afortunadamente, hago poco humor de actualidad pura y dura así que no sufro mucho por la competencia de los chistes de las redes, pero sí que de vez en cuando tengo la sensación de que el chiste que estoy haciendo ya se le ha ocurrido a alguien y esas cosas. Antes lo pasaba mucho peor con esto porque me daba cierto pánico que pensaran que iba por ahí copiando chistes, pero ahora mismo ya tengo asumido que probablemente todo lo que se me ocurre, se me ha ocurrido y se me ocurrirá, también se le ha ocurrido a otra persona y además está colgado en Internet, por eso me relajo y procuro ir a la mía; Soy como esos abuelos que bajan a comprar el pan en albornoz. 

¿Notas que la gente esté convirtiendo en memes vuestros chistes sin pagar y eso te da ganas de matarlos a todos?

La verdad es que nunca me ha pasado (o por lo menos yo no me he enterado). Eso no quita para que tenga ganas de matarlos a todos igualmente.

¿Crees que vivimos la campaña electoral que más juego os ha dado? ¿La que menos? ¿Del montón?

En este caso no te puedo responder como profesional del tema porque tengo la inmensa suerte de no tener que hacer humor de actualidad política, pero yo diría que los niveles de ridiculez mental y física que estamos observando son probablemente históricos, así que supongo que mis compañeros estarán encantados.