Iberdrola, Telefónica, Acciona, Ferrovial y Aena figuran en la lista de valores favoritos de Renta 4, Bankinter e IG para invertir en 2016, año en el que esperan que el Ibex 35 cierre por encima de los 11.500 puntos.

Los analistas de Bankinter eligen a Iberdrola como valor seguro por la “buena marcha” de la compañía que, según apuntan, cumplirá “cómodamente” con los objetivos para el conjunto del año. Por otro lado, destacan que la fusión de Iberdrola USA y UIL se completará “en breve” y su próximo ‘listing’ podría dar un impulso a la matriz.

Asimismo, adelantan que la compañía “podría sorprender” en relación al dividendo en el próximo Plan Estratégico. Por su parte, Renta 4 otorga un potencial de revalorización al valor del 8% y aconseja aprovechar las caídas para tomar posiciones.

Telefónica es un valor clave para ambos departamentos de análisis, debido a que observan una mejora en su cuenta de resultados procedentes de España y una reducción en el flujo de noticias negativo sobre el proceso de venta de la filial británica O2. Renta 4 cree que sus acciones podrían subir un 20%.

Aena e IAG a buen ritmo

En la lista de valores favoritos para 2016 se cuelan dos compañías relacionadas con el sector turístico: IAG, recomendada por IG y Renta 4, y Aena, recomendada por Bankinter e IG.

Según Bankinter, los resultados del cuatro trimestre de 2015 y de los primeros trimestres de 2016 de Telefónica “deberían reflejar una tendencia creciente del número de pasajeros claramente consolidada”. “El incremento de pasajeros hasta niveles superiores a 200 millones anuales permitirá a la compañía continuar ofreciendo tarifas competitivas y nuevos incentivos a las aerolíneas, lo que tendrá un efecto positivo en sus negocios comercial y ‘off terminal'”, apuntan.

Por su parte, Renta 4 cree que las acciones de IAG podrían subir un 30% el próximo año, ya que esperan que la compañía siga creciendo “a buen ritmo” apoyada por el tráfico aéreo, la reestructuración de Iberia, la integración de aerolíneas y los costes de combustible significativamente más bajos.

En este sentido, apunta que los objetivos 2016-2020 “son atractivos en crecimiento, rentabilidad y generación de caja”, por lo que los considera “alcanzables”, al tiempo que espera la incorporación de otras aerolíneas al grupo tras la reciente adquisición de Aer Lingus. El único riesgo del que advierten para el año próximo es el terrorista, que provoque miedo a volar, cancelaciones o el cierre de espacios aéreos.

Por último, los analistas apuestan por Ferrovial, que contará con catalizadores como el incremento de la rentabilidad en el negocio de autopistas con ‘managed lanes’, la visibilidad de sus negocios de construcción y servicios, el incremento en los dividendos recibidos de aeropuertos en el Reino Unido y el efecto favorable de la apreciación del dólar y la libra frente al euro.