El boom de llegadas de turistas extranjeros dejará este año en el país más de 50.000 millones de euros por primera vez en la historia. 2015 será el quinto año consecutivo con récord en entrada de divisas por turismo.

España se prepara para batir este año por tercer año consecutivo su récord de llegadas de turistas extranjeros. Gobierno y patronales del sector anticipan que se superarán los 68 millones de visitantes, tras los récords de casi 65 millones de viajeros de 2014 y los algo más de 60 millones de 2013.

Pero aunque haya quien parece empeñado en medir el éxito del turismo sólo por el volumen de turistas internacionales que vienen, las empresas del sector saben que su éxito se mide por la mejora de sus resultados (y la rentabilidad empresarial también lleva más de un año al alza) y los que velan por cuadrar las grandes cuentas públicas están más interesados, no en cuántos vienen, si no en cuánto gastan mientras están aquí. Y en este último aspecto, el sector también va de récord en récord.

Un nuevo máximo histórico

España superará al cierre de este año por primera vez en su historia los 50.000 millones de euros en ingresos por turismo, según confirman varias fuentes del sector a SABEMOS. A todos los efectos, los ingresos por turismo tienen en la economía española y en su balanza de pagos el mismo efecto que las exportaciones: dinero de fuera que entra y que se inyecta directamente a la economía nacional.

Con este nuevo récord, España acumula cinco años consecutivos con máximos históricos en ingresos por turismo. La senda alcista arrancó en 2011 (cuando el sector ya empezó a beneficiarse del desvío de turistas que dejaron de ir al norte de África por la inestabilidad), con algo más de 43.000 millones; en 2012 se superaron los 43.300 millones de euros; en 2013 los registros escalaron hasta los 47.100 millones y el año pasado se alcanzaron los 48.900 millones, según los datos del Banco de España, encargado de elaborar la balanza de pagos del país mes a mes.

[No obstante, en los dos últimos ejercicios los registros se han disparado también gracias a un cambio metodológico en el cálculo de la balanza de pagos por parte del supervisor. Antes de la revisión, el dato de 2013 era de algo más de 45.000 millones].

Los últimos datos disponibles correspondientes a este año corresponden al periodo entre enero y septiembre. En esos nueve meses, el turismo extranjero ha inyectado a la economía española 40.100 millones de euros, un 3% más que los 38.900 millones que se registraban para ese mismo periodo el año pasado. Pero diferentes fuentes del sector dan por hecho que durante el último trimestre del año se han superado los 10.000 millones en ingresos hasta completar esa nueva cota histórica de los 50.000 millones de euros esperados.

El motor español

El turismo se ha confirmado como el principal motor de la economía española. Durante la crisis, incluso fue el único motor del país. El turismo salió hace ya casi tres años de su recesión particular y se puso a la cabeza de una recuperación que el conjunto de la economía española entonces ni siquiera intuía.

El año pasado el sector creció más del doble que el resto de la economía (2,9% frente al 1,4% del PIB) y éste también crecerá a mayor ritmo. Exceltur, el lobby que agrupa a una treintena de las mayores compañías del sector, ya ha anunciado que pretende revisar al alza su anterior previsión en que anticipaba que el PIB turístico crecerá en 2015 un 3,6%, mientras que el consenso de analistas augura un alza del PIB general del 3,1% para este ejercicio.