Faith Popcorn es una gurú de las tendencias de márketing. Pero yo tengo mi propio “think tank” para deducir las oportunidades de negocio y de experiencias del nuevo año. Recojo el testimonio de un grupo heterogéneo: desde un barman a una nonagenaria. Sus inquietudes, reflexiones y necesidades.

Aquí resumo el informe de mi gente de confianza para que sirva de regalo de Reyes anticipado para muchos. Las 12 claves que darán la campanada.

1- El cambio climático como origen de argumentos de ficción. Un ejemplo, la novela Especies invasoras de Agustín B.Palatxi. Con un trasfondo realista, la obra explora cómo los intereses de la industria farmaceútica y la experimentación genética pueden alterar nuestro mundo. Es una tendencia que aprovecharán las editoriales más avispadas.

2- Las piezas de vestir dos en uno o con múltiples funciones. Diseñadores como Matilde Párraga y sus pícaros, una especie de fundas para zapatos que permitirán que presumamos como si fuésemos Sarah Jessica Parker van a dar que hablar. También se llevarán los vestidos desmontables, como si fueran pareos muliuso o con dibujos creando el efecto trampantojo para simular un cuerpo cañón.

3- Las series basadas en novelas de autoras españolas. Querido Noah de Conchín Fernández, una historia de amor real y apasionada en Áfirca o La hoguera del odio, un choque de emociones en la Alemaniza nazi de María Barbancho son las aspirantes. Se impondrán las historias con visión femenina, suculentos diálogos y ambiente exótico o histórico.

4- Campamentos amish para niños. En la necesidad de desintoxicarse de la tecnología, más de uno montará como negocio el fin de semana “vintage” para que los pequeños descubran que es un cassette o como vivir sin iPhone. Los expertos de la Universidad del Norte de Arizona han concluído que un libro o un rompecabezas favorecen la interactividad más que un videojuego.

5- El turismo basado en los mundos de las series y pelis. Algunos tendrán que ser entornos recreados y para esa iniciativa, hará falta un inversor fuerte. Pero ojo a la pista.

6- Las bicis cubiertas. Se imponen nuevos vehículos pero tendrán que aclimatarse a los rigores del invierno en el hemisferio norte.

7- Un nuevo deporte: El combate con sable de luz. La saga Stars Wars ha alimentado esta técnica que mezcla artes orientales y esgrima. Ya se practica en Madrid.

8- Un producto natural y corriente como nuevo elixir: Tras años sumergiéndonos en vino, chocolate y hartos del aloe vera, las mandarinas podrían ser el elixir de la juventud. De lo tengamos excedente, vamos. Somos fácilmente sugestionables a nuevas panaceas.

9- Las citas en persona. El cara a cara de toda la vida. La cañita, el café o el paseo sin mediación de pantallas. Las redes han llegado al punto de saturación.

10- Remodelar el cráneo. El craneo configura la forma de la cara. Y la masticación determina la evolución de nuestro rostro. Esta conclusión de la Universidad de Ohio promete fomentar talleres de masticación para rejuvenecer o tutoriales en la red.

11- Coach a la española. Las técnicas que los libros de autoayuda nos imponen no funcionan con la mentalidad celtibérica. “Escaquéate y triunfa” es un título que cedo al que se atreva.

12- ‘App’ para el novio conveniente. La capacidad deductiva ha muerto. Ya no sabemos inferir la información de la cantidad de bases de datos de las que disponemos. Una app que controle nuestros ligues en base a nuestro temperamento puede ser la definitiva.

Espero que todo esto sirva para que los espíritus inquietos tengan un Feliz 2016.