La empresa de ingeniería y energía Abengoa confía en lograr un acuerdo con sus acreedores que le permita salir de la situación de preconcurso, en la que se encuentra desde el pasado noviembre, antes de que termine el plazo, en marzo.

Este acuerdo, que evitaría su entrada en concurso de acreedores, tendrá que asegurar “su estabilidad financiera a corto y medio plazo”, según ha señalado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un documento que responde al requerimiento de información del regulador.

Las negociaciones con los acreedores “se encuentran en un estadio inicial”, ha apuntado la empresa, al tiempo que ha señalado que en estos momentos “no es factible pronunciarse sobre el acuerdo que pueda alcanzarse”. En cualquier caso, Abengoa subraya en el documento que la reestructuración deberá “fundarse en un plan de negocio que asegure la continuidad de la actividad empresarial en el corto y medio plazo”, un programa que está en proceso de elaboración por parte del grupo y que está siendo “monitorizado” por el asesor de las entidades financieras -la consultora KPMG-.

La empresa de ingeniería espera tener la primera versión de este plan de negocio a finales de enero de 2016, cuando “tendrá que ser revisado y validado” por KPMG. Este plan y el acuerdo con los acreedores “supondrán la recuperación de sus valores y, en general, de la situación financiera de la compañía”. El plan también incluirá el detalle de las necesidades de liquidez y previsiones de tesorería, ya que actualmente la empresa no cuenta con un presupuesto al respecto.

En cuanto a las reclamaciones judiciales, Abengoa ha precisado que, en el área de bioenergía, suma en Estados Unidos 11,2 millones de euros por disputas comerciales y 1 millón por embargos preventivos. En ingeniería y construcción acumula reclamaciones judiciales por 75,5 millones y extrajudiciales por 40 millones.

La compañía también ha detallado que tenía pignorados como garantía 14.632 millones de euros en activos a fecha del cierre de septiembre, es decir, antes de solicitar el preconcurso. De ellos, 12.626 millones correspondían a inmovilizado de proyecto; 1.901 millones, a inversiones financieras y el resto, a inmovilizado material.

Además, Abengoa ha aclarado que también están puestas como garantía 39,5 millones de acciones de su filial estadounidense Abengoa Yield, equivalentes al 39,5% del capital de esta. En estos momentos, la participación del grupo sevillano en su filial ronda el 43%.