Comprar dinero cuesta dinero. Sacar dinero de un cajero, también. Por eso el Gobierno se propuso regular esta actividad y a partir del 1 de enero entra en vigor la nueva normativa que controla las comisiones que deben pagar los clientes cuando no usan las oficinas de su entidad.

Las entidades que operan en España cobrarán de manera distinta dependiendo de si han llegado a un acuerdo con otros bancos, o han decidido no hacerlo. Por ejemplo, Caixabank cobrará dos euros por el uso de su red de cajeros a los no clientes, mientras que en BBVA la cantidad oscilará entre 1,85 y 1,90 euros. Por su parte, Santander impondrá un recargo de 1,85 euros por extraer dinero en sus terminales a aquellos usuarios que no pertenezcan a la entidad, una comisión que se aplicará al banco emisor de la tarjeta.

La mayoría de los bancos han apurado hasta el último momento para cerrar acuerdos con otras entidades y así permitir que sus clientes puedan sacar dinero en las condiciones más ventajosas posibles. Santander, BBVA y Caixabank no han firmado hasta la fecha ningún convenio con otros bancos.

Los principales acuerdos

A diferencia de estas tres grandes entidades, Bankinter ha cerrado acuerdos con Popular, Cajamar, Kutxabank, Caja Rural y Deutsche Bank para la retirada gratuita de dinero en estos terminales. Lo mismo ha hecho ING con Popular y Banca March; Evo con las entidades de la red Euro 6000, Popular, Pastor y Targo Bank; Cajamar con Bankinter, Popular, Banca Pueyo, Banco Caminos y Cajas Rurales, y Caja Rural del Sur con Caja Rural, Popular, Bankinter, Kutxabank y Cajamar.

Otras entidades, como Liberbank, Kutxabank o Abanca, han impuesto ciertas condiciones para obtener una retirada de dinero gratuita en los cajeros de la red Euro 6000, Bankia y Sabadell.

En el caso de Liberbank, la extracción de efectivo a débito será gratuita siempre y cuando el importe sea superior a 100 euros. Mientras, Abanca pone un límite de cinco operaciones al mes y Kutxabank ofrece tres retiradas de dinero al mes y tres consultas de saldo.

En este nuevo mapa, Evo Banco es el único banco que ha anunciado que asumirá la comisión en cajeros que apliquen el resto de bancos, incluso la de aquellas entidades con las que no tiene acuerdo. En este supuesto, el cliente deberá retirar una cantidad igual o superior a 120 euros para que la operación sea gratuita, de lo contrario también deberá pagar.

Más acuerdos

Por su parte, Popular y Bankia han firmado convenios con otras entidades para obtener ventajas a la hora de retirar dinero a débito. Así, Popular, Kutxabank, Cajamar y Caja Rural se cobrarán 0,65 euros por el uso de sus terminales, la misma cantidad que se cobrarán entre Bankia, Sabadell y las entidades de la Red Euro 6000.

Esta política deja a algunas entidades al margen de pactos, por lo que las comisiones que se cobran entre ellas por el uso de los cajeros varía dependiendo del banco. Así, Sabadell cobrará 1,80 euros a los no clientes fuera de convenios, Kutxabank 1,90 euros, España Duero 2 euros y Bankia 0,98 euros.