El sector de telecomunicaciones y audiovisual registró en el segundo trimestre de 2015 unos ingresos totales de 7.548 millones de euros, lo que supone un 0,5% más que los 7.513 millones de euros del mismo periodo del año anterior, según el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En concreto, la CNMC ha precisado que los ingresos minoristas marcaron una “ligera caída” del 0,6%, hasta los 6.231 millones de euros, mientras que los ingresos mayoristas se incrementaron un 5,8%, hasta los 1.316 millones de euros.

Por segmento de negocio, los ingresos aumentaron tanto en los servicios audiovisuales (+13,8%), donde acumulan cinco trimestres consecutivos con tasas de variación positiva, como en la banda ancha, tanto de las comunicaciones móviles (+10,3%) como de las fijas (+5,4%).

Por el contrario, se redujo la facturación de la telefonía fija (-13,6%), de la telefonía móvil (-17%), de las comunicaciones de empresa (-2,2%) y de los servicios de información telefónica (-14,7%).

De esta manera, el conjunto de las comunicaciones fijas recortó sus ingresos un 3,8%, hasta los 2.053 millones de euros, mientras que todas las comunicaciones móviles facturaron un 7,1% menos, hasta los 2.269 millones de euros.

En cuanto a los datos por operador, los ingresos de las principales compañía con presencia en España se mantuvieron estables respecto al segundo trimestre de 2014, salvo el caso de Jazztel, que registró un incremento del 2,6%.

Según la CNMC, Movistar pasó a representar el 45% del total del sector tras la compra de DTS y sus ingresos se mantuvieron estables si se comparan con los ingresos de ambos operadores en el mismo sector del año anterior. Para Vodafone, la cifra de ingresos se mantuvo estable, comparando con la suma de sus ingresos más los de ONO en el segundo trimestre de 2014.