El Grupo Cantoblanco, vinculado al empresario madrileño Arturo Fernández, Pescanova y algunas sociedades de la familia Ruiz-Mateos figuran, entre otros, en la lista de morosos publicada este miércoles por Hacienda por tener, a 31 de julio, deudas con la Administración Tributaria superiores al millón de euros.

En concreto, el expresidente de CEIM y exvicepresidente de la CEOE aparece en la lista con algunas de sus sociedades como Grupo Cantoblanco Alimentación (7,46 millones de euros), Grupo Cantoblanco Colectividades (6,74 millones de euros) y Arturo Grupo Cantoblanco (3,3 millones de euros).

La pesquera gallega Pescanova también aparece en la lista de morosos, al adeudar 4,3 millones de euros a las arcas públicas, mientras que algunas de sus filiales como Freiremar, Frivipesca-Chapela y Pescatrade deben un total de 9 millones de euros.

Tras publicarse el listado, Pescanova ha precisado que el saldo de 4,3 millones de euros es consecuencia de la deuda privilegiada surgida del concurso de acreedores y no liquidada a la fecha del listado, 31 de julio de este año.

Pescanova ha afirmado que ha venido abonando a la AEAT diversas cantidades desde entonces, quedando al día de hoy la totalidad del saldo liquidado, excepto por unos recargos, que la compañía considera no procedentes y que han sido recurridos al Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC).

Otras empresas como Clesa también figuran en el ranking, con una deuda de 6,72 millones de euros, al tiempo que la familia Ruiz-Mateos tampoco se libra de ver alguna empresa del ‘holding’ en el listado como Inversiones Ruiz-Mateos, que tiene una deuda de 1,28 millones de euros, la sociedad José María Ruiz-Mateos, con 1,9 millones de euros, y el grupo Dhul, con 2,2 millones de euros.

Moda y distribución

Entre las firmas de moda destacan V&L Costura, Diseño y Moda, de los diseñadores sevillanos Vittorio y Luchino, con una deuda de 2,6 millones de euros, la firma Fun & Basic, con 2,1 millones de euros, la sociedad Volvoreta, propiedad de la diseñadora Kina Fernández, con 1,6 millones de euros, y Artesanos Camiseros, con 2,9 millones de euros.

Otras compañías del mundo de la distribución como el grupo de decoración gallego Pórtico, con una deuda de 4,3 millones de euros, Jugueterías Poly, con 4,6 millones de euros, y Merkamueble, con 1,3 millones, también aparecen en la lista de morosos con Hacienda.