Aunque la guerrilla del fútbol es la que ocupa principalmente a los operadores de telefonía en su batalla por los contenidos, el baloncesto también tiene cabida. Concretamente los derechos de emisión sobre la ACB que enfrentan a Orange y Movistar.

La polémica sobre los derechos de la Liga Endesa de baloncesto arranca este verano cuando la ACB rompió de manera unilateral el acuerdo firmado con Orange para ser patrocinador oficial (del que restaba un año), además de disponer de los derechos televisivos para retransmitir los partidos en su plataforma digital Orange Arena, que a su vez ya está integrada en Orange TV.

Esos derechos pasaron a ser propiedad en exclusiva de Movistar, que desde inicio de temporada se encarga de emitir cada jornada de liga en Movistar+. Pues bien, según publica la web ‘encestando.es’, el juez que estaba llevando el caso sobre los derechos arrebatados a Orange ha dado la razón al operador naranja y podrá recuperar la señal de televisión de los partidos, y por lo tanto Movistar pasaría a no tener los contenidos en exclusiva.

Según la información que publica esta web, desde la ACB no había ninguna preocupación pues, según ellos, estaban actuando de forma correcta cuando decidieron negociar los derechos directamente con Movistar.

Por el momento falta que Orange se pronuncie sobre el tema y cómo quedará el asunto del patrocinio, la posible vuelta de la retransmisión al portal Orange Arena, y cuáles serán las medidas legales frente a la ACB.

Esta situación se ha mantenido al margen de la actualidad aunque existía la total certeza de que Orange estaba en la búsqueda de su patrocinio arrebatado, así como los derechos que tenía de emisión sobre la señal. Ahora, habrá que determinar si todo se zanja con una indemnización económica, o vuelve a tener capacidad para emitir los partidos, que en este caso ya son propiedad de Movistar.