Lyft prepara una nueva ronda de financiación para captar 1.000 millones de dólares, lo mismo que había obtenido en la docena de operaciones anteriores.

Las empresas tecnológicas están aprovechando la liquidez del mercado para embarcarse en continuas rondas de financiación para captar nuevos fondos para impulsar sus planes de expansión. Y Lyft, el gran rival de Uber en el negocio de los taxis alternativos en EEUU, no quiere ir a la zaga.

Lyft prepara una nueva ronda de financiación con el objetivo de captar 1.000 millones de dólares (unos 915 millones de euros), según ha desvelado Bloomberg. Un importe con el que la start up norteamericana conseguiría captar la misma cantidad que en la docena de rondas ejecutadas hasta ahora y que se han desarrollado en el último año y medio.

Lyft y Uber se disputan el dominio del negocio del transporte de pasajeros en coches particulares en Estados Unidos. Y también parece que se han embarcado en una lucha por la captación de nuevos fondos para financiar el crecimiento, el de Lyft de momento centrado en el mercado norteamericano, y el de Uber con aspiraciones globales.

Uber logró captar más de 2.000 millones de dólares en una ronda de financiación hace tres semanas que disparó su valoración por encima de los 62.500 millones de dólares. Y Lyft consiguió el pasado marzo sumar entre los inversores por entrar en su negocio a Didi Kuaidi, el principal rival de Uber en el mercado chino.