El espíritu de la Navidad ha reservado una butaca en el Teatro Real de Madrid el próximo 25 de diciembre. No quiere perderse el concierto homenaje a John Williams que ha preparado Lucas Vidal, conocido ya como “el joven compositor español que triunfa en Hollywood”.

Este madrileño de 31 años vive a matacaballo entre Los Ángeles y Madrid, su tema para la película Palmeras en la nieve acaba de ser nominado al Goya y lleva varias semanas ensayando en la plaza de Oriente un tributo al padre de las bandas sonoras, por eso no nos extraña (ni nos importa) que nos reciba con cara de sueño en el estudio que ocupa la planta baja del chalet de su familia en Mirasierra. Nos dice que “han sido unos días muy heavys”, pero como buen aprendiz del american business, enseguida nos ofrece un café y su mejor sonrisa. En una conversación cercana y divertida, Lucas nos cuenta por qué echa de menos a los taxistas españoles, en qué ocupa su poco tiempo libre cuando vuelve a casa, desde cuándo le confunden con Ashton Kutcher y por qué le fastidia que le llamen niño prodigio. También hablamos de música y de cine, pero poco.

  Tu casa familiar parece más un hotel estos días, no para de entrar y salir gente y hay maletas por todas partes. Tu madre estará contenta…

 Y el día 25 ya ni te cuento… Esto va a ser un disparate.

Estás haciendo un montón de entrevistas y todo el mundo te pregunta lo mismo: ¿Cómo has conseguido triunfar en Hollywood tan joven? ¿Cómo es tu vida allá? Pero a mí me sorprende aún más cómo haces para vivir en dos continentes y no morir en el intento…

Depende de las películas y los proyectos, paso más o menos tiempo en un lado o en otro. Lo peor es el jetlag. Aquí en España poco a poco lo voy cogiendo, aunque trabajo más por la noche porque tengo mi equipo en Los Ángeles.

Y ahora que has vuelto a casa por Navidad, en realidad vuelves para trabajar porque tienes el concierto homenaje a John Williams el día 25 de diciembre en el Teatro Real. ¿Te queda tiempo para los tuyos? 

Soy un adicto al trabajo, así que no tengo problema. Además, venir y trabajar en algo tan bonito, me gusta. Mis amigos y mi familia ya están más que acostumbrados así que no me acaparan.

Soy un adicto al trabajo. Venir y trabajar en Navidad en algo tan bonito me gusta, dice @LucasVidalMusic 

¿Qué te gusta hacer cuando estás en Madrid?

 Me gusta ir a tomar algo al Toni 2, al 80 Grados de Malasaña, que es de mi hermano, jugar al squash y hacer cosas con mis amigos de toda la vida que siguen por aquí…

Y en L.A., ¿qué haces un sábado por la noche?

Trabajar. Allí trabajo más. La gente piensa que voy a fiestas pero para mí estar allí es trabajo. No salgo mucho en Los Ángeles, tengo una vida más aburrida.

¿Es muy distinta la vida allí para la gente de nuestra edad?

Si. Allí la gente está muy centrada en su carrera, viven por y para el business. Tienes que estar muy preparado para vivir allí. Mientras que en España está tu familia y bueno, es un planteamiento diferente. Aquí la comida es muy buena, allí no tanto… Pero allí hace buen tiempo todo el tiempo, y eso es genial. Hay playa, en Madrid no… Todo tiene su lado bueno y su lado malo.

En L.A. la gente está centrada en su carrera. Tienes que estar preparado para vivir allí, comenta @LucasVidalMusic 

¿Qué echas de menos cuando estás allí?

El jamón… Y también los comentarios de los taxistas españoles, que son unos cachondos.

¿Recuerdas tu primer día en Los Ángeles? 

Sí, me pareció horrible. Es una ciudad que no tiene límites. Hay edificios demasiado altos, calles muy anchas, estéticamente no es bonito, no es como España. Pero los americanos son gente estupenda.

Durante mi primer día en L.A. todo me parecía horrible, confiesa @LucasVidalMusic

Con 16 años te fuiste a hacer un curso de verano a Berklee College of Music y fue allí donde descubriste que lo tuyo era componer para cine…

Sí, me fui un verano a Boston y descubrí que quería hacer música para pelis. Después conocí a mi socio Steve Dzialowski y con Chris Ramsdell montamos Chroma, una empresa dedicada a la producción de música para trailers. Nos fuimos a Nueva York y de ahí a Los Ángeles. Y hasta ahora, que también tenemos MUMO (Music and Motion Productions).
 

¿Cómo se hace una melodía para cine?

Es como inventarse una historia. Tú cuando escribes utilizas el lenguaje para poner las palabras con un sentido que nace de tu creatividad. Mi trabajo es igual pero con música y notas. En el proceso de componer para una película, me suelen pasar el guión antes, creo unas melodías con lo que me sugiere, hablo con el director para concretar qué es lo que quiere y cuando la película ya está rodada y editada, empezamos a elegir dónde ponemos la música.

Tienes un catálogo un tanto sui géneris de composiciones para cine en tu haber: Fast and Furious, Mientras duermes, El enigma del cuervo, y más recientemente Palmeras en la nieve y Nadie quiere la noche. ¿Alguna te ha resultado más complicada?

Cada una tiene su complejidad. Para Fast and Furious había mucha gente, muchos editores… Palmeras en la nieve era otro grado. Cada película es un mundo.

Has sido el compositor más joven de la historia de tu universidad en hacer una película con gran orquesta. Pero ser tan joven, ¿te ha ayudado siempre o te ha perjudicado en algún momento de tu carrera? 

Yo creo que ha sido siempre algo bueno, sobre todo para aprender de la gente y de los errores. Pero también tengo algunas anécdotas, por ejemplo cuando conocí a James McTeigue, director de The Raven (El enigma del cuervo) en Londres con John Cusack, el tío me vio y me miró de arriba abajo porque esperaba a alguien mayor. Pero hice un temón que le gustó y me pidió para la peli. O para la biografía de Steve Jobs, que por agenda no pude terminar. Conocí a Ashton Kutcher y fue muy gracioso porque la gente se pensaba que yo era su doble. Tenía el pelo más largo y es verdad que nos parecíamos un poco.

Cuando conocí a Ashton Kutcher fue muy gracioso porque la gente se pensaba que yo era su doble, bromea @LucasVidalMusic 

Para el concierto de Navidad en el Teatro Real, ¿por qué John Williams y no Morricone, Danny Elfman o incluso Alberto Iglesias?

John Williams tiene unas bandas sonoras que nos han marcado a todo el mundo, no sólo la saga de Star Wars. Es el músico de cine por excelencia y casi el 100% de los habitantes del planeta han escuchado su música en una u otra película. India Jones, Tiburón, E.T., Superman, Harry Potter…

John Williams es el músico del cine por excelencia, afirma @LucasVidalMusic 

Este año has participado musicalmente en dos películas que están nominadas a los Goya: Palmeras en la nieve, con la voz de Pablo Alborán, y Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet. ¿Del brazo de quién irás a la gala, del de Coixet o del de Mario Casas?

Del de mi socio. [Ríe]

¿Cómo ha sido trabajar con Isabel Coixet? ¿Es tan ‘especial’ como parece?

 Ha sido maravilloso. Es una persona que sabe de cine y de música como yo no había conocido a nadie hasta el momento. Es muy especial en el buen sentido, y también es una tía muy divertida. He disfrutado mucho con ella.

¿Y con Alborán?

Pablo Alborán es un claro ejemplo de trabajo y esfuerzo. Y es un amor de chico.

Hablemos sobre tus gustos: ¿cine español o americano?

Español.

¿Música española o americana?

Española.

¿Qué escuchas en tu iPod? 

De todo, música electrónica, también clásica… De todo.

¿Una canción para Navidad?

‘Un año más’, de Nacho Cano.

¿Y un tema para nuestros lectores?

‘Billie Jean’, de Michael Jackson.

¿Qué forma tienen tus sueños en 2016?

Espero terminar la película de Mateo Gil, un ballet para el Boston Ballet, sigo con la empresa de trailers… y tengo otros proyectos allí y también aquí.

¿Quieres lanzar un mensaje navideño para los niños tipo el de Bill Nighy en Love Actually?

 Por supuesto. Espero que este año sea bueno en especial para esa gente joven que está tan cansada. Sólo se vive una vez en la vida y todos nos vamos a morir tarde o temprano. Lo que hay que hacer es aprovechar la vida y hacer lo que a uno le haga feliz. Luchar por ello y no dejarse cohibir por otras personas. Realizar tus sueños no es cuestión de talento, sino de esfuerzo y dedicación.

Realizar tus sueños no es una cuestión de talento, sino de esfuerzo y dedicación, opina @LucasVidalMusic

Terminamos como ‘Madrileños por el mundo’ con eso de “¿volverás a Madrid?” 

Sí. Me encanta Madrid.

LUCAS VIDAL
Una canción:
Cualquiera de Muse.
Una película: ‘Cinema paradiso’, de Tornatore.
Un libro: ‘El médico’, de Noah Gordon.
Una máxima: No sueñes, realiza tus sueños.
Una manía: Muchas. Subo escaleras de una forma muy peculiar que no se puede explicar con palabras. Tienes que verlo.
Un hobby: El surf.
Un compositor clásico: Bach.
Un grupo de ahora: Armin van Buuren.