Los grupos de JxSí y de la CUP en el Parlament han pactado un preacuerdo de investidura este martes, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la negociación.

Aunque no se sabe aún en qué consiste el preacuerdo, buena parte de las negociaciones incluyen un plan de choque social, y en el fondo de todo está el dilema de que la CUP acabe apoyando o no a Artur Mas para volver a ser presidente de la Generalitat.

La noche de las elecciones generales, la CUP reiteró su rechazo a Mas, mientras que tanto CDC como ERC -integrantes de JxSí- reiteraron el lunes su apoyo a Mas.

Este lunes y martes se han intensificado las reuniones de los dos grupos parlamentarios en la cámara catalana para avanzar en la negociación, teniendo en cuenta que el 10 de enero expira el plazo para un acuerdo; de no ser así, habrá que convocar otras elecciones.

La CUP reclamaba hacía días llegar al fondo de las negociaciones precisamente el día 22, antes de someter el pacto a votación de su Asamblea General el día 27.