Los eventos deportivos de gran índole se han convertido en el campo de pruebas perfecto para las empresas tecnológicas. Máxima exigencia y millones de personas configuran el escenario ideal para experimentar con nuevos servicios. Así lo han pensado Ericsson y Huawei que harán pruebas con la tecnología 5G en el próximo Mundial de Rusia.

La situación no dejaría de ser anecdótica si no fuera porque el acuerdo al que ha llegado Ericsson con el operador ruso Mobile TeleSystems (MTS) para llevar a cabo pruebas y “experimentos” con tecnología 5G durante el próximo Mundial de fútbol que se celebra en Rusia, llega meses después de que Huawei haya hecho lo propio con el otro gran operador ruso, MegaFon.

Sobre al acuerdo anunciado esta semana por Ericsson y MTS, lo que pretenden es estudiar los comportamientos de espectro en las frecuencias en que se moverá el 5G, así como la construcción de un sistema de pruebas que sirva para la futura implementación como servicio para los usuarios. Además, se buscan soluciones para el tratamientos con los distintos reguladores y todos los requisitos necesarios que tendrá la implantación del 5G.

Asimismo, Ericsson experimentará con espectro sin licencia y otras tecnologías asociadas al 5G que de momento están de prueba. Durante 2017 ya empezarán a trabajar ambas compañías con un piloto 5G mediante la transmisión de datos de alta velocidad en la banda de 15 GHz.

¿Mensaje a Huawei?

Ericsson y Huawei son dos de los grandes actores en el segmento de redes dentro del sector telecos en Europa. Hace unos meses, en una entrevista en SABEMOS, el CEO de Ericsson España, José Antonio López, no veía ningún tipo de problema en la competencia con las compañía chinas en materia de redes. Eso sí, aseguraba que debían adaptarse por completo a la regulación europea.

Lo cierto es que una vez más habrá una confrontación directa sobre sus servicios. Y es que MegaFon, que cuenta con 69 millones de usuarios en Rusia, llegó hace unos meses a un acuerdo con Huawei para probar una red 5G durante el próximo Mundial.

Esta prueba no solo servirá para comprobar la respuesta de la red de siguiente generación con el uso de smartphones, sino que ambas empresas quieren aprovechar para probar a gran escala los servicios máquina a máquina (M2M). Para ello, Huawei introducirá las últimas novedades con respecto a la 5G con tecnologías como Sparse Codebook Multiple Access (SCMA), full duplex, y estaciones base en la nube, entre otras.

Con este escenario, parece que no solo las selecciones internacionales se juegan algo en Rusia. Conseguir unos estándares sobre 5G lo antes posible es fundamental para la llegada del ‘internet de las cosas’. El proveedor que sea capaz de dar mejores soluciones se habrá anotado un tanto.