En la comunidad autónoma aragonesa no ha habido tanto cambio. Podemos sólo ha conseguido 1 de los 7 diputados que se disputaban en la provincia de Zaragoza, con lo que el número 2 y fichaje estrella de la candidatura, el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez, se ha quedado fuera del Congreso. La gran apuesta del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no ha fructificado en una comunidad en la que ha resultado vencedor el Partido Popular.

En el centro cultural Las Armas, que ha servido de cuartel general a los simpatizantes de Podemos en Zaragoza durante la noche electoral, los miembros del partido no han podido celebrar una victoria ni civil ni militar, pese a lo belicoso del nombre de las instalaciones y a las influencias castrenses en la lista morada. José Julio Rodríguez, el ex general, no va a estar finalmente en las Cortes, aunque por no estar no estuvo ni con los suyos durante el escrutinio en la capital aragonesa.

Los primeros sondeos planteaban una situación de triple empate entre PP, PSOE y Podemos con 2 escaños en Zaragoza. En esos momentos había caras alegres y ansiosas, que suspiraban por el cambio, pero los primeros datos de los escrutinios alargaron los rostros y apagaron las esperanzas de los asistentes.

“Hoy esperábamos todavía más”, ha reconocido el cabeza de lista por Zaragoza, el economista, profesor universitario y ambientalista Pedro Arrojo, quien ha indicado que Podemos ha sido la segunda fuerza más votada en la ciudad de Zaragoza y que se ha quedado a un 0,5% de obtener un segundo diputado por esta provincia. “A mí me duele, no lo voy a negar, no haber conseguido ese 0,5% más para que esté con nosotros en el Parlamento Julio; a mí me duele”, ha resumido.

El cabeza de lista por Zaragoza ha reconocido que esperaban un resultado mejor

Quien le va a acompañar en las Cortes es Jorge Luis Bail, un joven ingeniero químico que ha roto el bipartidismo en la provincia de Huesca y ha conseguido ser 1 de los 3 diputados por esta circunscripción. En Teruel no ha habido cambio, con 2 escaños para PP y 1 para PSOE.

En esta ocasión Aragón ha vuelto a ser algo similar a Ohio, como reza el título del libro, porque los resultados que se dan en esta comunidad se suelen parecer al total de España. El Partido Popular ha vencido y se ha hecho con 6 escaños, tras dejarse 2 con respecto a 2011, mientras que el PSOE se ha mantenido con 4 diputados. Podemos ha obtenido 2 y, por detrás, Ciudadanos ha rascado 1 en Zaragoza.

Ausencias y presencias

Los que han desaparecido de la ecuación son los partidos de la coalición Izquierda Unida-Chunta Aragonesista, que han pasado de 1 asiento a ninguno. Pero el testigo lo han recogido en Podemos, ya que nada más subir a la tarima de Las Armas los dirigentes del partido en Aragón han comenzado a entonar el Canto a la libertad, del venerado músico y poeta José Antonio Labordeta, histórico dirigente de la CHA.

En la fiesta tampoco estaba el secretario general de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, que sumaba su ausencia a la del paracaidista -dícese de aquel que no es de la circunscripción por la que se presenta- José Julio Rodríguez. Pero los que sí han acudido se han quedado para celebrar con música la “victoria”, que sabía un poco a derrota.

Arrojo ha acabado manteado mientras sonaba la música de los Cazafantasmas, como quien ha conseguido zafarse de todos los espectros y malos augurios cosechados en 2015.