El mito de la brecha digital y su negación parece que toca a su fin. El despliegue de fibra está poniendo de manifiesto que hay dos Españas que no avanzan a la misma velocidad, y que los operadores no tienen la intención de invertir si el negocio no es rentable.

Durante los últimos días, en SABEMOS, se ha publicado los problemas de conectividad que existen en muchas regiones de España. Asimismo, las soluciones como el satélite parece que no terminarán de cubrir toda la necesidad existente. Tampoco se puede acusar a los operadores de que no invierten en zonas poco rentables. A fin de cuentas es su negocio, y su responsabilidad es dar resultados a sus acciones.

La cuestión es que según recoge un informe publicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Madrid y Barcelona acaparaban a finales de 2014 casi el 44% de los accesos de fibra instalado óptica hasta el hogar (FTTH). El estudio Análisis geográfico de los servicios de banda ancha y despliegue de NGA en España refleja que el total de accesos instalados de redes de nueva generación (NGA) ha aumentado un 55% en tasa interanual hasta situarse a finales de 2014 en 25,8 millones.

De este total, el 58% son accesos de fibra óptica, cuya presencia es mayor en las ciudades de Madrid y Barcelona. “A finales de 2014 había un total de 15 millones de accesos FTTH desplegados frente a los 6,2 millones del año anterior, superando ampliamente el volumen de accesos instalados de las redes HFC”, destaca el informe. En esta línea, informa de que del total de 8,9 millones de nuevos accesos FTTH instalados en el año, 6,7 millones (el 76% del total) fueron desplegados en los municipios de más de 100.00 habitantes. En concreto, Madrid sumó más de 937.000 nuevos accesos NGA y Barcelona aumentó su parque de accesos instalados en casi medio millón.

Movistar la mejor posicionada

En cuanto a los accesos NGA activos, es decir, efectivamente contratados por los usuarios, el total de accesos FTTH se ha multiplicado en 2,8 veces en 2014, pasando de 569.000 accesos a finales del año 2013 a los 1,57 millones de accesos un año después. De los nuevos accesos, Movistar ha captado el 76,6%.

En los municipios de Madrid y Barcelona, los accesos FTTH representan el 33,1% y el 29,3% del total de accesos activos de banda ancha, respectivamente, frente al 18,8% y al 17,3% de hace un año. En cambio, este porcentaje desciende “de un modo considerable” en los municipios de menor tamaño de población. Por su parte, los accesos HFC DOCSIS 3.0 han alcanzado sus mayores cifras en los municipios con un tamaño de población entre 100.000 y un millón de habitantes, con porcentajes sobre el total de accesos activos de banda ancha que oscilan entre el 24% y 28%.

Por otro lado, la CNMC remarca que la presión competitiva de los operadores alternativos se ha traducido en un incremento de su cuota de mercado en la mayoría de municipios. En los municipios con una población superior a 100.000 habitantes el incremento de la contratación de accesos FTTH ha sido significativamente superior a la de accesos xDSL.

Movistar ha continuado con las mayores ganancias de líneas en los municipios de mayor tamaño, en los que ha centrado su despliegue de fibra hasta el hogar, muy en especial en Madrid y Barcelona.