¿De qué nos han hablado los periódicos esta semana? ¿Todavía se lo preguntan? Pues sí, de elecciones. No hay ni un solo rotativo patrio que en los últimos siete días se haya resistido a publicar alguna cosilla, por nimia que sea, sobre la cita que los españoles están teniendo hoy con las urnas a lo largo y ancho de nuestra piel de toro.

De todas formas, justo es reconocerlo, también se han colado en las portadas otros temillas no menos interesantes, como el lío que se le ha montado al Partido Popular gracias a las suculentas comisiones que se embolsaron el diplomático Gustavo de Arístegui y el parlamentario Pedro Gómez de la Serna.


También relacionadas con las elecciones, pero esta vez en Francia, tenemos que dirigir nuestra mirada a las portadas que dieron cuenta del duro revés sufrido por Marine Le Pen en la segunda vuelta de las regionales.


Y nos centramos, por fin, en casa. Ya saben, dos fueron los temas que centraron la recta final de la campaña electoral. El primero de ellos, el cara a cara entre Rajoy y Pedro Sánchez, donde el presidente del Gobierno acusó al líder socialista de ser “Ruiz”…


Y, cómo no, el puñetazo que recibió el candidato popular en la Pontevedra de sus entretelas. O sea, el puñetazo fue en la cara, pero se lo dieron en Pontevedra, quiero decir. Por cierto, la amplia gama de rosas, magentas y violetas con la que se representó el hematoma facial del presidente, en función de la proximidad ideológica del medio en cuestión, fue muy comentada por la comunidad tuitera nacional…


La curiosidad de la semana nos llegó de la mano de 20 Minutos. Los responsables del rotativo manifestaron en portada su malestar con la decisión de Mariano Rajoy de no concederles ninguna entrevista. Y lo hicieron de una manera original…