El pasado año Samsung, que no lograba situarse en España entre los 10 primeros fabricantes por ventas en el ranking de IDC, se retiraba del mercado de los ordenadores en Europa anunciando la posibilidad de volver en un futuro.

Solo un año ha pasado desde entonces, pero ahora, informaciones coreanas indican que la compañía quiere volver a apostar por los ordenadores. ¿En qué está pensando Samsung?

Bien es cierto que los ordenadores portátiles siguen teniendo su público, pero teniendo en cuenta que sus ventas han ido bajando año tras año, siendo además este el principal motivo que llevó a Samsung a retirarse del mercado, es difícil comprender como la compañía vuelve a estar dispuesta a darle un empujón a sus PC creando una nueva división, ya que la antigua quedó dividida en diferentes departamentos.

Los ordenadores de Samsung, ¿están de vuelta?

Según publica ETnews, Microsoft, AMD, Intel, Nvidia y otros fabricantes ya estarían al tanto de los planes de Samsung. A finales de este año la compañía incorporaría a nuevos empleados al departamento de PC, con el objetivo de reorganizar y rediseñar el producto para poder lanzarlo en lo largo de la segunda mitad de 2016. Además, su estrategia podría incluir el desarrollo de ordenadores premium. 

Aún no han decidido quién será el encargado de la nueva unidad de negocio, pero lo que sí que parece probable es que los ordenadores de Samsung funcionarían con el sistema operativo de Windows.

Segundas oportunidades

En su momento, Samsung decidió centrar sus esfuerzos en sacar mayor rentabilidad a su negocio de smartphones y tablets, olvidándose de los portátiles. Ahora parece volver a apostar por ellos. Pero, ¿por qué?

No sabemos si será el miedo, la posibilidad de que el próximo smartphone de la compañía no consiga los objetivos marcados o la caída en las ventas de tablets lo que lleva a Samsung a retroceder ante su idea de que los portátiles ya no son un producto atractivo ni rentable. Por otro lado, si como se dice, la compañía decide apostar por un PC premium también cabe preguntarse si la estrategia se centrará en acercarse a Apple por el lado de los portátiles.