El colectivo de operadores del Servicio de Dirección de Plataforma (SDP) del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha convocado dos jornadas de huelga de 24 horas para los próximos días 22 y 27 de diciembre en protesta por la falta de personal e incumplimiento de los descansos de los trabajadores.

El SDP, que se encarga de dirigir el movimiento de aeronaves en tierra, fue puesto en funcionamiento por Aena en noviembre de 2011, para sustituir a los controladores aéreos que prestaban dicho servicio hasta entonces, aunque, desde esa fecha, la actividad se subcontrató con Ineco, su actual empresario. El colectivo ha explicado en un comunicado que actualmente el número de operadores es insuficiente para dar un servicio adecuado y seguro “en el aeropuerto más importante de España”, donde se ha producido un considerable crecimiento del volumen de operaciones y de pasajeros.

Debido al escaso número de operadores, se incumplen los descansos del personal estipulados por la normativa legal comunitaria y española en esta materia, causando un deterioro en la prestación del servicio, ha advertido el colectivo en su nota. Esta situación, que “afecta a la seguridad de los trabajadores y de los usuarios del transporte aéreo”, fue denunciada por el colectivo y por sus legales representantes ante la dirección de la empresa.

Sin embargo, ésta “hizo caso omiso de la reclamación y respondió ampliando los turnos de trabajo de los operadores, agravando el incumplimiento de la normativa legal de descansos de los SPD”, hechos que han sido denunciados ante la Agencia de Seguridad Aérea (AESA).

El colectivo, que lamenta los perjuicios que puedan ocasionar los paros convocados a los usuarios, ha subrayado que se ve obligado a mantenerlos ante “la falta de voluntad negociadora” que la empresa ha demostrado en las reuniones celebradas hasta la fecha para tratar de llegar a un acuerdo que permitiera desconvocar la movilización.

Y los controladores entierran el hacha

El ente responsable del tráfico aéreo en España, Enaire, ha firmado con el sindicato de controladores USCA una prórroga del convenio colectivo para estos trabajadores, con ciertas mejoras sobre el pacto que estaba vigente. La compañía ha afirmado que se abre una nueva etapa en un marco de relaciones estables entre la empresa y los profesionales de control aéreo.