El ente responsable del tráfico aéreo en España, Enaire, ha firmado con el sindicato de controladores USCA una prórroga del convenio colectivo para estos trabajadores, con ciertas mejoras sobre el pacto que estaba vigente. La compañía ha afirmado: “Se abre una nueva etapa en un marco de relaciones estables entre la empresa y los profesionales de control aéreo”.

La portavoz de USCA, Susana Romero, ha confirmado en declaraciones a SABEMOS que se trata de una prórroga del convenio actual para los próximos 5 años, aunque ha matizado que las discrepancias con la empresa en otros asuntos todavía persisten.

“Para nosotros no es el fin ni mucho menos. Vamos a seguir negociando en un marco de estabilidad, alejados de la conflictividad laboral de los últimos meses”, ha reiterado Romero.

La portavoz se refiere a los paros parciales que ha realizado el colectivo este año para protestar contra el despido de un controlador en Santiago de Compostela y contra las sanciones a 61 empleados del centro de Barcelona, ambos casos tras el cierre del espacio aéreo de 2010. El compromiso de Enaire para frenar los expedientes a estos trabajadores propició la desconvocatoria de las movilizaciones en septiembre.

En este sentido, Susana Romero ha indicado que el acuerdo no implica su renuncia a “luchar” por la readmisión del trabajador despedido. Más bien, se trata de un “voto de confianza” del sindicato a Enaire, según la portavoz, en el marco de las conversaciones que van a seguir manteniendo con el ente.

Por su parte, la compañía se ha mostrado optimista en Twitter, al vaticinar la llegada de “una nueva etapa” en las relaciones con los empleados. Además, en un comunicado ha precisado que “el convenio firmado no contempla ninguna variación de salarios y, por tanto, mantiene la actual masa salarial”.

Romero ha confirmado este punto pero ha explicado que la reivindicación de USCA no estaba vinculada con la revisión de los salarios, sino con la obtención de “una jornada laboral más acorde” con sus homólogos europeos.

Sin embargo, Enaire ha asegurado en su nota de prensa que no se va a producir “ninguna variación de la jornada anual ni mensual”. Lo que sí ha admitido es la clarificación de algunos aspectos del pacto.

“El acuerdo supone además un paso decisivo para hacer frente al crecimiento del tráfico aéreo previsto en los próximos años ya que genera confianza en el sector y  en las compañías aéreas que operan en nuestro país, facilitando el crecimiento y el desarrollo del transporte aéreo”, se ha congratulado la empresa dependiente del Ministerio de Fomento.

A corto plazo, Romero descarta que se vuelvan a convocar huelgas, aunque ha advertido de que permanecerán alerta. “Esperemos que esto sea el principio de la normalización de la situación“, ha concluido.

Foto: Flickr – Ann Baekken