La agencia de viajes online de Priceline cree que puede seguir creciendo sin necesidad de tirar de talonario y absorber otras empresas, como ha hecho su competidor más directo. Y es plena su convicción sobre poder plantarle cara (a Expedia y a otros gigantes como Airbnb) sólo con crecimiento orgánico.

Expedia, uno de los gigantes de los viajes online y dueña de Trivago, Venere u Hotels.com –entre otras marcas-, lleva un año creciendo por la vía rápida a golpe de talonario. La compañía ha ejecutado compras de empresas por valor de casi 6.450 millones de dólares (unos 5.950 millones de euros) como vía para tratar de alcanzar a su gran rival en el sector de las agencias Booking.com, para prepararse ante la llegada al negocio de las reservas turísticas de actores tan peligrosos como Google o Tripadvisor, y para entrar de lleno a competir con Airbnb en el boom global del alquiler.

En poco más de un año, Expedia ha cerrado la compra de Orbitz, Travelocity, Wotif Group y ha tomado una participación en Despegar.com, todo por algo más de 2.548 millones de dólares. Y hace poco más de un mes, Expedia también anunció la absorción de Homeaway –el gran rival en el alquiler online de Airbnb- por unos 3.900 millones de dólares. La compañía estadounidense ha revolucionado el sector (varios sectores, en realidad) y lo ha hecho con una agresiva política de compras como estrategia.

Booking.com, la mayor agencia de viajes online del mundo, mira aparentemente impasible los movimientos de su rival. Y es que la filial de Priceline –matriz también de Kayak o Agoda.com- confía plenamente en su otra estrategia, la de crecer de manera orgánica, sin necesidad de adquisiciones, sólo potenciando su tecnología, su cartera de servicios y su enorme portfolio de alojamientos (820.000 en todo el mundo con más de 21 millones de habitaciones). Otro estilo, claramente.

“Las compras de otras compañías no constituyen una prioridad. Se mira en el mercado si hay oportunidades, y no se cierra del todo ninguna puerta. Pero nuestro objetivo principal es hacer crecer Booking.com de manera orgánica”, explica Carlo Olejniczak director de Booking.com para España, Portugal y Francia en declaraciones a SABEMOS. “Creemos que lo mejor es centrar las inversiones en mejorar nuestra propia plataforma, no en comprar otras empresa. ¿Crecer? Sí, pero a base de expandir nuestra oferta de alojamientos y nuestros servicios, y a base de desarrollar nuestra tecnología”.

En principio, y a la espera de que aparezcan oportunidades apetecibles y dado que las puertas no se cierran, los planes de Booking.com pasa por ampliar su oferta y diversificar el tipo de alojamientos que sus clientes pueden reservar (apenas un 30% del total son hoteles, el resto van de viviendas de particulares a cabañas, y de bed & breakfast a casas en árboles, iglús o barcos).

“La fortaleza de nuestra plataforma nos permite seguir creciendo sin compras. Nuestra plataforma tiene suficiente robustez y suficientemente sólida como para crecer por sí misma. Tenemos una estrategia diferente”, apunta Toni Raurich, director de Alianzas Estratégicas para EMEA (Europa, Oriente Medio y África). “Nos centramos siempre en lo que quiere y necesita el cliente. Estudiamos lo que los viajeros buscan y cómo va cambiando, y nuestra oferta va evolucionando a la par”, indica. “La prioridad es hacer crecer Booking.com desde dentro”.

nueva oficina en españaBooking.com ultima la apertura de una nueva oficina en España. La agencia de viajes online ya cuenta con oficinas en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Benidorm, Palma de Mallorca y Las Palmas para tener una relación más cercana y directa con los alojamientos de estas zonas que ofrece en su plataforma. Y ahora la compañía sumará una nueva sede en Bilbao, que estará ya plenamente operativa en marzo.