El gigante estadounidense de la banca de inversión Goldman Sachs ha corregido su previsión de ingresos en taquilla de la nueva película de “La Guerra de las Galaxias”, El despertar de la Fuerza . Mientras antes estimaba que Disney iba a hacer una caja de 1.500 millones de dólares ahora cree que el total va a ascender a 1.950 millones. Cuando el imperio de Mickey Mouse le compró los derechos de Star Wars a George Lucas en realidad adquirió una gallina de los huevos de oro.

Hay cosas que no se pueden comprar con dinero, como los aullidos de Chewbacca, la jactancia genial de Han Solo o los altos niveles de midiclorianos en las células de Luke Skywalker. Una película de 135 minutos con todo eso, sin embargo, sí tiene un valor.

En el caso de la ansiada nueva entrega de Star Wars, las expectativas están tan altas que han obligado a Goldman Sachs a revisar sus predicciones; concretamente, la entidad ha elevado en 450 millones de dólares (unos 411 millones de euros al cambio actual) sus estimaciones de ingresos para El despertar de la Fuerza, tal y como ha anunciado en un informe.

Goldman Sachs ha elevado en 450 millones de dólares sus estimaciones de ingresos para “El despertar de la Fuerza”

Hasta ahora, resalta el banco de inversión, Star Wars: The Force Awakens ha conseguido facturar más de 50 millones de dólares en reservas de entradas, el doble que el récord anterior, establecido por la última película de Batman dirigida por Christopher Nolan, El caballero oscuro: la leyenda renace en 2012.

No obstante, Goldman Sachs cree que esta no va a ser la película más taquillera de todos los tiempos. Por delante, vaticina, se va a quedar Avatar (2009), con 2.028 millones de dólares de recaudación, una cifra que sube hasta los 2.132 millones si se tiene en cuenta la inflación de los últimos 6 años.

La película más taquillera de la historia si se considera la inflación sería Titanic (1997), que cosechó 1.528 millones de dólares, 2.483 millones ajustados a la evolución de los precios. Así que el rey del pelotazo fílmico seguirá siendo James Cameron, autor de estos dos filmes.

A favor de la nueva entrega de la saga de Star Wars jugará el momento en el que se estrena, ya que los últimos dos fines de semana de diciembre son los más fuertes del año en los cines de Estados Unidos. Sin embargo, el indicador del primer fin de semana de estreno no es muy fiable, indica Goldman Sachs, habida cuenta del flojo comienzo de 77 millones de dólares que experimentó Avatar en los primeros dos días en pantalla.

Los últimos dos fines de semana de diciembre son los más fuertes del año en la recaudación de los cines de Estados Unidos

La venta de entradas no es lo único que va a engrosar los resultados anuales de Disney. El gigante del ocio se va a llevar 300 de los 6.000 millones de ingresos por el merchandising que se va a comercializar en todo el mundo, según la firma financiera.

Goldman Sachs ya ha reflejado la mejora en su predicción de resultados anuales de Disney, con unos ingresos de 56.212 millones en lugar de 55.960 millones y un beneficio de 9.372 millones en vez de 9.226 millones. Billetes de dólares verdes, como la cara de Yoda.

Foto: Flickr – Johan Larsson