Las aerolíneas de bajo coste transportaron a más de 33,3 millones de pasajeros en los once primeros meses del año, un 8,5% más con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según datos difundidos por la Subdirección General de Conocimiento y Estudios Turísticos, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Por contra, las compañías tradicionales trasladaron a más de 34,8 millones de viajeros hasta noviembre, un 3,3% más que en el mismo periodo de 2014.  

De esta forma, las compañías de bajo coste acapararon de enero a noviembre un 49,2% del tráfico aéreo, frente a las tradicionales, que comandaron el 50,8% de los viajeros, del total de 67,6 millones de pasajeros por vía aérea (+5,8%).

En noviembre, las compañías de bajo coste aumentaron un 6,7% sus viajeros, hasta superar los 1,89 millones de pasajeros, el 43,6% del total del tráfico aéreo de viajeros del mes que con 4,34 millones de viajeros repuntó un 11,1%. Las tradicionales captaron el 56,4% del total, tras un repunte del 14,8%, hasta 2,44 millones de viajeros.

Por mercados, Reino Unido e Italia lideran las entradas en compañías de bajo coste hasta noviembre, con un 36% y un 12,2% de los pasajeros que eligieron esta vía, respectivamente, con crecimientos del 3,4% en el caso del mercado británico (11,9 millones de viajeros) y del 17,8% en el mercado italiano (4 millones de viajeros).

Alemania, tercer emisor, aumentó un 7,8% las llegadas en aerolíneas de bajo coste, hasta superar los 3,68 millones de viajeros, el equivalente al 11,1% del total de las entradas por esta vía. Le siguió Francia, con el 8,7% del total y 2,88 millones de pasajeros, un 19% más que hace un año.