El Corte Inglés ha registrado un programa de pagarés en el Mercado Alterantivo de Renta Fija (MARF), donde hace su primera aparición, por importe de 300 millones de euros, según ha anunciado este jueves el gigante de la distribución presidido por Dimas Gimeno.

Con esta iniciativa, El Corte Inglés trata de diversificar sus fuentes de financiación, optimizar los costes de financiación de circulante y contribuir al desarrollo de una base inversora de renta fija.

Los pagarés emitidos con cargo al nuevo programa tendrán nominales unitarios de 100.000 euros, estarán dirigidos a inversores cualificados y podrán alcanzar los dos años de vencimiento. Para el desarrollo de este proceso, El Corte Inglés ha contado con PKF Attest en calidad de asesor registrado del MARF. La distribución de los valores correrá a cargo de Bankia, BBVA, Banco Popular, Banco Sabadell, Banco Santander y Caixabank en calidad de entidades colocadoras.

Por su parte, Axesor, como entidad certificada por Esma (European Securities and Markets Authority), ha sido la encargada de emitir el informe de solvencia del emisor conforme a la normativa del MARF.

El MARF se configura como una iniciativa para canalizar recursos financieros a un gran número de empresas solventes que pueden encontrar en este mercado una vía para obtener financiación mediante la emisión de títulos de renta fija.

Según ha informado Bolsas y Mercados Españoles (BME), las emisiones individuales que se realicen con cargo a este programa podrán tener un plazo de amortización de entre tres días hábiles y 731 días naturales (dos años al vencimiento).

Desafío a Amazon

Además, el gigante de la distribución española también es noticia porque desde el pasado 15 de diciembre ofrece un servicio de compra ‘online’ con entrega en sólo dos horas para un elevado número de artículos de diferentes categorías.

En concreto, el cliente puede elegir, en el momento de realizar su compra a través de la web, la posibilidad de recibir la mercancía en un plazo de dos horas. Además, la plataforma indica al usuario qué productos podrá recibir en ese plazo de tiempo, en función del lugar de entrega y del stock disponible en ese momento.

Con esta iniciativa, la firma dirigida por Dimas Gimeno potencia la estrategia de conexión entre el mundo físico y el ‘online’ y se lanza con fuerza a competir en el ‘ecommerce’ con el gigante del comercio electrónico Amazon, que en 2011 lanzó en España Amazon Premium, que permite a sus clientes disponer de envíos gratis en un día ilimitados para más de un millón de productos.