Que los deportes electrónicos o los eSports son el deporte del futuro es algo que venimos oyendo repetidamente durante mucho tiempo, tanto que, efectivamente, ya no son el futuro, sino el presente.

Recientemente la secretaria de estado de economía digital francesa, Axelle Lemaire, ha propuesto en el proyecto de ley de desarrollo digital, tras consultar a la ciudadanía, actualizar los eSports a nivel legislativo, y sacarlos del saco de los juegos de azar donde caen en la mayoría de países, a fin de tranquilizar a los padres sobre esta práctica deportiva digital, de evitar abusos y de regularizar la situación de este sector.

Sin duda un gran paso del país vecino, que más pronto que tarde deberíamos ver en nuestro país, puesto que abordar en una ley moderna todos los aspectos digitales, cada vez más relevantes e importantes en el día a día de todos nosotros, es algo imprescindible e inaplazable.

Cuando llegue el esperado momento y el gobierno de turno, como va a pasar dentro de poco en Francia, se ponga manos a la obra a regular esta práctica deportiva, se va a topar con una serie de problemas, veamos que se va a encontrar el gobierno que decida abordar esto en nuestro país.

Situación actual en España de los eSports

Hagamos un repaso a los distintos actores que existen en otros deportes como por ejemplo en el futbol o baloncesto; liga, federación, asociaciones de jugadores, clubes, aficionados, estrellas etc y veamos en qué estado están en nuestro país.

Ligas: tenemos unas cuantas ligas privadas operando, hasta cinco diferentes, no solo una liga nacional que centralice toda la actividad, por lo que es una de las situaciones a solucionar.

Federación y AJ: No existen, han existido varios intentos anteriores de federación, pero nada serio que se haya formalizado en una federación de eSports como tal. Asociaciones de jugadores, no existe, nadie defiende sus derechos o los protege de abusos de los clubes.

Clubes: La gran mayoría carecen de entidad jurídica, y son más un grupo de amigos con un objetivo común, solo unos pocos mantienen una estabilidad económica que los haga perdurar en el tiempo.

Jugadores estrella y aficionados: En España apenas hay dos o tres jugadores que viven exclusivamente de los eSports, y no jugando en España, a día de hoy exclusivamente jugando en territorio español no hay ningún jugador de eSports que viva de ello.

La afición igualmente siguen más los grandes eventos internacionales, que las propias competiciones nacionales, puesto que las primeras tienen más nivel, aunque las audiencias siguen creciendo poco a poco en las competiciones domésticas.

Aun con todas estas carencias, que no son pocas como vemos, los eSports han tenido un crecimiento significativo a nivel de audiencias y de asistencia a eventos, por lo que no todo es malo del todo, aunque aún nos queda mucho camino que recorrer para poder compararnos con las grandes potencias europeas (Alemania, Francia, Polonia…)

Esperemos que el próximo gobierno que salga el 20 de diciembre, sea el que sea, aborde la regulación de este sector, tan necesaria para su crecimiento.