Sé que los debates a cuatro se han quedado atrás y que sólo nos queda refocilarnos con la pelea en el barro que vimos ayer entre Mariano Ruiz… quiero decir Rajoy, y Pedro Sánchez.

El problema es que me ha llamado poderosamente un hashtag de Twitter y su relación con South Park, una serie animada de televisión que, a pesar de su veteranía, lleva tres temporadas desgranando la existencia contemporánea con un tino difícil de apreciar en otros productos.

El “no te pongas nervioso, Pedro”, que le propinó Pablo Iglesias despertó una divertida campaña en redes sociales, bajo el hashtag #Pebloisreal, en la que algunos cachondos jugaban con la idea de una relación homoerótica entre estos modernos ídolos político-sexuales. 

Para explicar un poco el fenómeno, hay que reseñar que éste se engloba en una forma de expresión japonesa, denominada Yaoi, Ciñéndonos a la defiinición de Wikipedia: “Denota la representación artística, erótica o romántica de relaciones de amor homosexual entre dos varones. Este género solo se aplica a los animes, los mangas o ficción, con historias creadas y orientadas generalmente para el público femenino. Originalmente, el término se utilizaba para designar a los dōjinshi no oficiales creados por fans, autopublicados y con una calidad pobre de dibujo”

O sea, fan art creado para mujeres en el que se plasma la relación entre dos varones. Podríamos pensar que las japonesas están locas o reflexionar sobre cuánto cine para adultos se ha creado para hombres basándose en las relaciones eróticas entre dos mujeres. Pero ésa es otra historia.

Lo mejor de todo es que South Park ¡ya lo predijo! A finales de octubre, la serie jugó con la existencia entre las fans del fenómeno ‘Creek’, una supuesta relación entre los personajes Craig y Tweek. El resultado es hilarante, ya que genera entre los niños de este peculiar pueblo de Colorado todo tipo de dudas existenciales. “¿Por qué son las chicas asiáticas las que deciden quién es gay, papá?”.

Los creadores de la serie, en un alarde de inteligencia, descubrieron el insólito fenómeno del ‘creek’ (son personajes muy secundarios de la serie) y, lejos de amilanarse, hicieron una petición oficial a los fans de más imágenes. La respuesta fue abrumadora.

Difícilmente el debate con Rajoy creará una corriente Yaoi, pero que nos quiten lo bailado. Si queríamos una muestra más de que esta campaña lo ha tenido todo, quede como ejemplo…