Las negociaciones de la banca acreedora para proveer de las necesidades urgentes de liquidez a Abengoa continuarán este martes después de que la reunión de ayer concluyera, pasadas las once de la noche, sin ninguna solución definitiva tomada.

La reunión del lunes en la que la empresa andaluza debía plantear a la banca alternativas para obtener esa liquidez urgente -unos 100 millones de euros para poder pagar nóminas y proveedores esta misma semana- concluyó sin una alternativa real de financiación por parte de un tercero.

Tras esto, señalan fuentes financieras a Efe, está prevista una nueva reunión de la banca con algunos fondos para estudiar alternativas de liquidez antes de que sean las mismas entidades acreedoras las que tengan que dar ese dinero.

Abengoa necesitaría ingresar esos 100 millones, se había manejado la fecha de hoy como límite, para poder abordar los pagos de las nóminas y pagos urgentes a proveedores. En total, la empresa andaluza ha reclamado a la banca unos 450 millones de euros de liquidez para los cuatro meses del preconcurso.

Así, las necesidades urgentes de liquidez de Abengoa siguen siendo el primer gran escollo del proceso de negociaciones tras la solicitud de preconcurso por parte de la empresa andaluza. Abengoa presentó el pasado 25 de noviembre el preconcurso de acreedores afectada por su alto endeudamiento, ya que suma más de 9.000 millones de deuda financiera y casi 5.000 millones en pagos pendientes a proveedores.

Reunión también con los sindicatos

Por otra parte, los sindicatos CCOO y UGT se reúnen este martes con representantes de Abengoa en Madrid, en un encuentro donde esperan recibir información sobre un proyecto para salvar el empleo y el patrimonio tecnológico de la compañía. Así, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, espera que Abengoa ofrezca palabras de “tranquilidad a la plantilla” y “un proyecto con el que se pueda salvar la situación con los acreedores y el proyecto tecnológico, empresarial y el empleo”.

Méndez ha señalado que se trata de una empresa que forma parte de la ‘marca España’ e incluso fue “altamente valorada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama”, por lo que ha insistido en que “el Gobierno central no debe mantenerse en posición de pasividad”. “La responsable es la empresa, pero las repercusiones de las decisiones de la empresa pueden afectar negativamente a nuestro país, a nuestra política de reindustrialización y a las energías renovables”, ha subrayado Méndez, quien ha apuntado que “contar con una empresa líder en energías renovables tras el acuerdo de la Cumbre de París es importante”.

Mientras, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ya criticó días a trás a los actuales gestores de Abengoa por ofrecer sólo despidos a cambio de garantías para su deuda financiera, y reclamó una “apuesta seria” para crear un proyecto industrial “sólido”, en el que ve inevitable y prioritario encontrarle a la empresa un nuevo socio tecnológico.