Las agencias de viaje dicen que muchos clientes evitan la aerolínea alemana Lufthansa, por las tasas que aplica en algunas de reservas desde hace unos 100 días, y eligen otras compañías aéreas.

La Asociación de Turismo Alemana (Deutsche Reiseverband) ha manifestado que el 75% de las agencias de viaje han observado que sus clientes han modificado la forma de reservar. Sin embargo, Lufthansa niega esta afirmación y asegura que no se ha producido un retroceso en las reservas por las tasas y que la bajada en noviembre se debió a las huelgas.

Las aerolíneas del grupo Lufthansa (Lufthansa, Austrian Airlines, Brussels Airlines y Swiss) cobran desde el 1 de septiembre tasas en las reservas mediante sistemas de distribución global. Lufthansa cobra un suplemento de 16 euros por billete emitido en un canal de reserva utilizando un sistema de distribución global.

El nuevo suplemento no se aplica al precio de los billetes adquiridos a través de los propios canales de reserva, donde se incluirán las páginas web de las aerolíneas de Lufthansa, así como los Call Center y los mostradores de venta de billetes en los aeropuertos. Las agencias de viajes también pueden reservar billetes sin suplemento usando el portal de internet facilitado a tal efecto.

Las españolas ya avisaban

Ante esta situación, y a la espera que se resuelva la batalla legal emprendida en Bruselas por la patronal europeas de las agencias de viajes, a finales de octubre en SABEMOS se publicó que las agencias de viajes españolas reconocen que las ventas de billetes de Lufthansa en sus tiendas o en sus webs se están desplomando en el poco más de mes y medio que lleva en marcha la nueva política comercial.

Según un estudio elaborado por la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE), siete de cada diez agencias nacionales –un 69%, en concreto- han detectado un descenso de las ventas de vuelos de Lufthansa y de las aerolíneas de su corporación. Y la disminución está siendo notable: la mitad de las agencias consultadas para el estudio estiman que el descenso de ventas de Lufthansa supera el 20% desde el 1 de septiembre y otro 33% calcula que la caída estaría por encima del 10%.

El resultado es que las agencias de viajes están desviando a todos esos clientes afectados por el recargo hacia vuelos de otras compañías aéreas. Según manifestó entonces el vicepresidente de FETAVE, César Gutiérrez, la redirección de clientes que dejan de volar con las compañías del grupo alemán estaría beneficiando muy especialmente a Iberia –y su filial Iberia Express- y a compañías de bajo coste, singularmente Ryanair, easyJet, Air Berlin y Norwegian.