Los dos socios completan el lanzamiento de la socimi hotelera BAY, que deja a Hispania con un 76% del capital y a Barceló con el 24%. El grupo hotelero cede la propiedad de otros cinco establecimientos y de un centro comercial, y descarta ejecutar la opción pactada de elevar al 49% su peso en sociedad.

Barceló e Hispania completan la configuración de su socimi conjunta BAY. Los dos socios acaban de concluir la segunda fase de su acuerdo, que se salda con un reparto accionarial que da la mayoría a Hispania con un 76% y el 24% queda en manos de Barceló (hasta ahora el reparto era del 80,5% frente al 19,5%).

Los planes pasaban hasta ahora por que el grupo hotelero elevara su participación al 35% en un primer momento y que pudiera alcanzar un máximo del 49% con futuras ampliaciones de capital de la socimi (sociedad cotizada de inversión inmobiliaria, un tipo de vehículo inversor que disfruta de ventajas fiscales). Sin embargo, Barceló ha decidido renunciar a esa opción de elevar su peso y se planta en el 24% obtenido hasta ahora.

Barceló cede 16 hoteles y dos centros comerciales

Barceló e Hispania (más conocida como la socimi en que participa George Soros) dan por cerrada la operación de cesión de activos. En la segunda fase, Barceló ha vendido a BAY cinco hoteles (con 2.151 habitaciones) y un segundo centro comercial. Los activos de esta segunda fase están valorados en 227,5 millones de euros.

En la primera fase de la operación Barceló había aportado ya a la sociedad 11 hoteles (con algo menos de 4.000 habitaciones) y un centro comercial. Estos activos, que seguirá explotando Barceló en régimen de alquiler durante los próximos 15 años, están valorados en 229 millones de euros.

Hispania ha aportado ya 186 millones de euros en efectivo, pero la valoración a la que Hispania finalmente ha comprado el 76% de BAY es de 458,6 millones (incluidos 25,2 millones que se destinarán a la reforma de los inmuebles de la sociedad).

Una vez que se completen estas aportaciones, el valor del portfolio de activos de BAY superará los 450 millones de euros y contará con unas 6.000 habitaciones. Pero, según desveló Javier Arús, director de la división hotelera de Azora (la gestora de la socimi Hispania), los planes a medio plazo pasan por duplicar el tamaño, con activos valorados en 1.000 millones y con una cartera con 12.000 habitaciones.

Ventajas fiscales

Las socimi son un vehículo relativamente nuevo de inversión (relativamente porque ya existen desde 2009, aunque es ahora cuando han empezado a cotizar) que están obligadas a ejecutar el 80% de sus inversiones en activos inmobiliarios que han de estar destinados al alquiler. Y estas firmas, que deben cotizar en el mercado continuo o en el mercado alternativo bursátil y además están obligadas a destinar gran parte de sus resultados a dividendos, disfrutan de un régimen fiscal especial (especial y favorable).

Las socimis pueden quedar exentas de pagar el impuesto de sociedades si sus socios tienen participaciones inferiores al 5% en su capital o si los que superan ese umbral tributan por sus dividendos a un tipo superior al 10% (los residentes en España lo hacen). Si no cumplen estos requisitos, el tipo del impuesto de sociedades que se le aplica a estas firmas es del 19% (tras la reforma fiscal, el tipo general aplicable a las empresas es del 28% este año y pasará al 25% en 2016).