El móvil se ha vuelto imprescindible. Pocos hoy en día se verían capaces de sobrevivir a más de un día sin su teléfono y por ello que nos lo roben o perderlo nos supone todo un drama.

Al valor del propio smartphone hay que añadir los datos, fotografías y documentos que almacenamos y que podrían desencadenar en todo un problema si caen en manos equivocadas. Es ahora, en estas fechas navideñas, con los centros comerciales llenos de gente, las calles abarrotadas y los ladrones tratando de aprovecharse de cualquier despiste, cuando crece el número de robos. Por lo que toda precaución es poca para evitar quedarnos sin móvil esta Navidad.

Pero claro, siempre hay quien corre la mala suerte de perder el teléfono, dejárselo olvidado o ser víctima de un robo. Si esto ocurre, existen diferentes pasos a seguir para conseguir que el daño sea el mínimo posible:

Más vale prevenir que curar

Todos los teléfonos tienen asociado un IMEI, el número que identifica a cada dispositivo y que debemos tener apuntado para poder bloquear el terminal en caso de que sea necesario. Este número aparece en la caja del dispositivo, en los propios ajustes o también podemos conseguirlo tecleando el código *#06# en el móvil.

Además, es importante realizar copias de seguridad a menudo con el objetivo de no perder información relevante y configurar un código de bloqueo por PIN, patrón o contraseña para acceder a los datos almacenados.

Bloquea el IMEI

En caso de que nos roben el teléfono o lo hayamos perdido, lo primero que hay que hacer es contactar con nuestro operador y solicitar el bloqueo del móvil. Para ello, nos pedirán el número de IMEI del dispositivo.

Intenta localizarlo

Son muchos los smartphones que cuentan con medidas de seguridad que nos permiten localizar el dispositivo si se encuentra encendido y está conectado a internet o con las opciones de ubicación activadas.

Apple, por ejemplo, a través de “Find my iPhone” nos ayuda a localizar el teléfono desde la web de iCloud introduciendo los datos asociados al iPhone En Android, con la opción “Administrador de dispositivos” tan solo necesitamos introducir la cuenta de Gmail asociada al teléfono para rastrear su paradero.

Además de estas, existen otras aplicaciones que podemos instalar y que también nos ayudan a dar con el smartphone perdido o sustraído, como Panda Security, Kaspersky Lab, Cerberus o Look Out entre otras.

Denuncia

Si estás seguro de que te han robado el teléfono, acude a las autoridades y pon una denuncia indicando el modelo y número de IMEI del smartphone.