Tequilla, limón y, sobre todo, buena música. Mikel Izal (Pamplona, 1982) atiende a SABEMOS después de la primera gira de la banda en México, donde han ofrecido tres exitosos conciertos.

David Vega | @DavidVegaMadrid

IZAL, que este año estrena disco, se embarca ahora en la ‘Gira Copacabana’ por escenarios de todo el país, entre ellos Madrid (Circo Price: 21, 22 y 23 de enero). El grupo, que se ha convertido en una de las bandas de moda en España, sigue con los pies en la tierra: “Nada ha cambiado en nuestra vida privada, seguimos igual de tontos que siempre”, asegura Mikel, antes de soltar una sonora carcajada. IZAL vive uno de sus momentos más dulces y se nota en cada concierto. Como dice una de sus mejores canciones: “¡Qué bien!”

Acabas de llegar de México… ¿Qué se siente al actuar lejos de España? ¿Qué tal se ha portado el público con vosotros?

Actuar en México ha sido una maravilla, después de España es el país donde tenemos más seguidores y eso se ha notado mucho. Ha sido una pasada ver al público cantando nuestras canciones, vestidos con las camisetas del grupo. ¡Increíble!

Además de Centroamérica, ¿os habéis planteado también salir de gira por Europa?

Tuvimos la suerte de tocar en Londres, en octubre del año pasado, de la mano de ‘Rock sin subtítulos’. Nos encantó la experiencia y nos sorprendió la cantidad de españoles que vinieron a vernos. Algunos estaban trabajando en Londres, otros estudiando, pero todos hicieron una fiesta de cada canción. Después del concierto, celebramos una Spanish party que se alargó hasta altas horas de la madrugada.

“Tuvimos la suerte de tocar en Londres el año pasado y nos encantó la experiencia. Después del concierto celebramos una ‘Spanish party’ que se alargó hasta altas horas de la madrugada”

Os habéis convertido en un grupo muy festivalero, para 2016 habéis cerrado ya numerosas citas. ¿Cuál es tu festival favorito? ¡Mójate!

Uno de los festivales con los que mejor relación tenemos es el SONORAMA. Ellos fueron de los primeros en darnos la oportunidad de subirnos a un escenario grande y nos han visto crecer desde el principio, paso a paso. Además, nos han ayudado en momentos clave de nuestra trayectoria.

Cada vez hay más festivales en España… ¿Hay público para todos o es una ‘burbuja´?

Hay mucho público que acude a festivales, incluso mucha gente que organiza sus vacaciones en torno a ellos. Que la gente acuda a ver conciertos es algo muy bueno para la música, ya sea en gira de salas o en festivales de verano.

En cinco años IZAL ha tenido una progresión vertiginosa. De actuar en salas pequeñas a llenar grandes recintos y convertirse en un grupo de moda. Sé sincero conmigo: ¿seguís igual o se os ha subido un poco a la cabeza?

Eso lo juzgan nuestros amigos, día a día, y te podrán decir que nada es diferente desde hace cinco años. Nos sentimos muy afortunados porque podemos trabajar en lo que nos gusta y estamos muy contentos. Nada ha cambiado en nuestra vida privada, seguimos igual de tontos que siempre (risas).

Hablemos ahora del nuevo disco: “Antes de nada dejaremos claras las páginas que nos importan”. Así es como empieza. ¿Qué es lo que realmente le importa a Mikel Izal?

Supongo que lo que le importa a cualquier ciudadano. Hay sentimientos globales que nos afectan a todos -a cada uno de una forma distinta-, pero nadie es ajeno al miedo, a la alegría, a la tristeza, al amor, al odio, a la amistad, a la familia… Y así podríamos seguir enumerando lugares comunes. Soy una persona muy normal, que casi siempre piensa demasiado.

“Soy una persona muy normal, que casi siempre piensa demasiado”

¿Qué diferencia a Copacabana de los discos anteriores?

Es una evolución natural. Es nuestro disco más arriesgado en todos los sentidos. Instrumentalmente hemos dado un paso adelante: se nota más peso en cada canción y eso aporta cierta madurez al sonido. También hemos podido trabajar más tiempo en el estudio y, por primera vez, contamos con dos personas ajenas al grupo que nos han ayudado en la producción: Santos y Fluren, de Blind Records (Barcelona).

¿Cuál es tu canción favorita de este disco? ¿Por qué?

Quizás Pequeña gran revolución porque su contenido es muy personal.

Sigamos entonces en ese plano personal. Vienes del mundo de los cantautores… ¿Qué has ganado y qué has dejado en el camino al pasar de ese circuito a formar parte de una banda?

He ganado mucho. Para empezar, a nivel musical. Ahora tengo muchísimas menos barreras, ya no tengo que limitarme a una guitarra y una voz. Puedo componer y grabar utilizando un montón de instrumentos que no podía abarcar en mi etapa en solitario. También he ganado la compañía de cuatro grandes personas en este camino: su buen hacer en el escenario y sus ideas en el local de ensayo… Creo que todo ha sido positivo. Quizás se pierde algo de intimidad en los conciertos: aquellos de 15 personas, de tú a tú, y yo desnudo con la guitarra. Desnudo metafóricamente hablando, por fortuna (risas).

¿Cómo eres a la hora de componer? ¿Metódico o caótico?

Una mezcla. La creación es caos, caos inexplicable… Me siento a tocar, a cantar, a escribir y, de repente, surgen ideas, melodías, sin tener ni idea de donde vienen, moviéndome por instinto… Eso es caos puro. Sin embargo, intento tener una disciplina. Me obligo a mí mismo a pensar en nuevas cosas que contar y a dedicar un tiempo diario a la exploración musical de nuevos proyectos, de nuevos sonidos…

Alguna manía/superstición antes de subir al escenario

Los cinco hacemos un ritual que puede verse en algún que otro video. Gritamos y saltamos. Es una forma de soltar adrenalina, de divertirte justo antes de salir a tocar, de decir: ¡allá vamos!

Alguna anécdota divertida en una gira…

¡Hay muchas! Una muy gráfica es el ‘izalazo’ de Leganés, podéis verla en YouTube (Risas)

Ya no queda nada para el 20-D. No acostumbras a hablar de política en tus canciones. ¿Te atreves con una ‘porra’ electoral?

Me conformo con que la porra no nos la metan a los ciudadanos por el… (risas)

¿Crees que es necesario que el próximo Gobierno baje el IVA cultural?

No solo es necesario. Digamos que sería constitucional, decente, lógico…

Te confieso que mi tema favorito de IZAL es `Qué bien´. ¿Cómo surge la inspiración para esta canción?

Ese tema es pura alegría. Alegría de vivir cosas bonitas. No digo más…

preguntas cortas

  • Un libro: Cometas en el cielo
  • Una película: La vida es bella / Atrapado en el tiempo
  • Una canción: Take me to church – Hozier
  • Grupo/artista que admires: Queen
  • Hobbie: Componer música
  • Vicio (confesable): Ninguno es confesable. Soy un ser abyecto (risas)