El grupo turístico TUI, participado por empresas españolas, tuvo un beneficio neto en el año fiscal 2014-2015 de 379,6 millones de euros, un 40,2 % más que un año antes.

TUI ha informado de que la facturación mejoró en el mismo periodo un 8%, hasta 20.012.

La división de cruceros registró el mayor crecimiento del volumen de negocios, desde los 9,7 millones de euros, hasta los 80,5 millones de euros. Por regiones, el Norte de Europa contribuyó a la facturación con 530,3 millones de euros, un 33,1 % más que en el ejercicio 2013-2014.

Asimismo la división de hoteles facturó 234,6 millones de euros, un 15,7 % más.

La dirección de TUI propondrá en la próxima junta general de accionistas en febrero de 2016 el pago de un dividendo de 0,56 euros por acción, en comparación con los 0,33 euros repartidos en el año anterior, un 70 % más. TUI tiene un endeudamiento neto de 213,7 millones de euros.