En las listas de los Reyes Magos y Papá Noel cada vez hay más videoconsolas, teléfonos móviles e incluso muñecas conectadas a Internet.

El sector juguetero prevé mejorar su facturación hasta un 5% respecto al año anterior en la campaña de Navidad 2015, según las previsiones de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ). Son estas fechas en las que se concentra el 70% de las ventas anuales en España.

Los más pequeños de la casa, indiscutibles protagonistas de las noches de Papa Noel y los Reyes Magos, ya tienen preparadas sus cartas, en las que incluyen videoconsolas, teléfonos móviles e incluso muñecas conectadas a Internet. Y es que los juguetes interactivos son cada vez más demandados.

Sin embargo, no hay que caer en el error de descuidar el uso que se hace de estos juguetes, ya que pueden convertirse en objetivo de los cibercriminales. Vistos los numerosos fallos que se han encontrado hasta el momento, está claro que la seguridad de estos dispositivos cuando los conectamos a Internet, aún no es una prioridad para los fabricantes.

Con el objetivo de aumentar el nivel de seguridad de estos juguetes, desde Sophos Iberia nos proponen una serie de medidas básicas para conseguirlo:

  • Conocer cómo interactúa el juguete con Internet. Los padres o tutores de los menores deben tomarse el tiempo necesario para comprender cómo un juguete, videoconsola, coche de control remoto o muñeca, se conectan e interactúan con Internet. Para conocer su configuración y opciones de privacidad. Recientemente, una famosa muñeca realizaba una conexión a Internet para poder responder las preguntas que sus dueñas le hacían, gracias a un software online de reconocimiento de voz.
  • Cambiar las contraseñas predeterminadas.Este quizás es uno de los mejores métodos para dar una mejor seguridad a sus dispositivos esta temporada navideña. Simplemente cambiando la contraseña del dispositivo hacia una contraseña compleja (que tenga al menos ocho caracteres y que incluya números, símbolos y letras mayúsculas y minúsculas) adoptará una postura de seguridad considerablemente mejor. 
  • Controlar el usuario de los niños.Esto es importante pues muchas de estas plataformas permiten enviar y recibir solicitudes de amistad. Es muy importante que los progenitores estén al tanto de quiénes son sus “amigos virtuales”. Lo más seguro es que sean sus amigos del colegio, pero nunca está de más verificarlo.
  • Tener asegurados los medios de pago.Si la plataforma dispone de medios de pago para adquirir nuevas aplicaciones, objetos en el juego, etc… suele ser posible establecer una contraseña de confirmación de pago. Es muy importante que esta contraseña no sea conocida por los niños, y que sean los padres quienes deban introducirla, asegurando así que sólo comprarán bajo autorización.
  • Mantener actualizado el software. Los dispositivos inteligentes casi siempre requieren actualizaciones del software de rutina. Habitualmente, estas actualizaciones incluyen parches de seguridad diseñados para protegerle a usted de los ciberdelincuentes. Siempre actualice sus dispositivos tan pronto como estas se encuentren disponibles.

“Con el auge de los nuevos juguetes tecnológicos, de los dispositivos móviles y del Internet de las Cosas estamos volviendo a la sensación de falsa seguridad de hace 10 años”, comenta Pablo Teijeira, Director General de Sophos Iberia. “Los padres de los menores deben darse cuenta de que todo aparato conectado a Internet es susceptible de ser hackeado. El trabajo de concienciación que se ha hecho durante años con los ordenadores personales, y que tan buenos resultados ha dado, debe ser llevado ahora a este tipo de dispositivos. Debemos recordar siempre que los ciberdelincuentes atacarán allí donde el usuario se conecte y puedan obtener beneficio al hacerlo.”