La compañía irlandesa de bajo costo Ryanair ha conseguido derechos para operar una quincena de vuelos diarios a partir de la próxima temporada de verano en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle, reveló el sitio de información “latribune.fr”.

Ryanair había solicitado derechos para 21 vuelos directos dos o tres veces al día desde la capital francesa a Barcelona, Madrid, Roma, Lisboa, Berlín, Oporto o Bérgamo en lugar de hacerlo desde el aeropuerto de Beauvais, que está a algo más de 80 kilómetros de París.

Según “latribune.fr“, el organismo francés que los atribuye, Cohor, le ha concedido “una quincena”, pero no en horarios punta por la mañana. La intención de la aerolínea irlandesa es, pese a todo, mantenerse también en Beauvais, donde está presente desde hace 20 años.

Ryanair también ha solicitado derechos para operar en Orly, el otro aeropuerto de París (al sur de la ciudad), en concreto para cuatro enlaces diarios con Dublín. Pero la saturación en Orly le deja pocas opciones para desarrollarse allí.

Si la aerolínea aprovecha la posibilidad de instalarse en Charles de Gaulle, entraría en competencia directa con otras compañías de bajo coste que operan allí con algunos de esos destinos, en particular Easyjet y Vueling.

Ryanair no ha querido comentar hasta ahora estas informaciones, como tampoco lo ha hecho Aeropuertos de París (ADP) que por boca de un portavoz se limitó a recordar que es Cohor -dependiente del Ministerio francés de Transportes- quien atribuye los derechos de despegue y aterrizaje.