Acciona ha presentado en París esta semana, en el marco de la Cumbre del Clima COP21, una propuesta que busca alcanzar un nuevo acuerdo vinculante para frenar el calentamiento global y potenciar la transición hacia el uso de energías renovables.

Si no se penaliza a quien contamina es muy difícil tomar medidas para cambiar el tipo de energía que se usa“, ya que los subsidios que recibe el carbono suponen “cinco veces más” de las ayudas para las renovables, ha explicado a Efe el director del área de sostenibilidad de Acciona, Juan Ramón Silva.

En la actualidad, estas ayudas para los combustibles fósiles suponen aproximadamente 548.000 billones de dólares anuales, frente a los 124.000 billones que reciben las energías verdes. Silva ha indicado que resulta imprescindible la colaboración entre las instituciones públicas y el sector privado con el objetivo de “aunar fuerzas” ante un desafío tan importante.

En este sentido, el vicepresidente de la Fundación Energías Renovables, Fernando Ferrando, ha asegurado que en España ha disminuido el desarrollo de las renovables ya que el gobierno “las ha considerado más un problema que una solución”. Además, Ferrando ha instado a las empresas a mejorar su eficiencia en el consumo energético para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, al mismo tiempo que reducirían los costes económicos. “Uno de los problemas que las empresas españolas tienen es que pueden no ser competitivas por consumo de energía en cada unidad de producción, (…) lo que deben hacer es poco a poco ir incorporando las energías renovables a su proceso productivo”, ha aclarado Ferrando.

Acciona y otras nueve organizaciones empresariales internacionales han suscrito una carta para solicitar a los ministros de Economía y Finanzas del G20 que impulsen un marco legal, financiero y fiscal que favorezca una economía baja en carbono. “La participación en estas iniciativas no es inocua, lo que hacemos ahí es presionar a los gobiernos para que se tomen medidas más ambiciosas frente al cambio climático; las COP son eventos anuales pero nosotros trabajamos todo el año en ese asunto”, ha afirmado Silva.

La 21 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU contra el cambio climático (COP21) reúne a líderes políticos, económicos y medioambientales que buscan una solución para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 40 % y un 70 % para 2050 y alcanzar un nivel cero en el año 2100.

Según los expertos congregados en la capital parisina, rebajar las cifras de CO2 en la atmósfera ayudaría a no sobrepasar el límite de los 2º C fijado en anteriores tratados internacionales ante el reto de frenar el calentamiento global.

Inversión millonaria de Acciona

Por otra parte, se ha conocido que Acciona prevé invertir 2.500 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros) en el desarrollo y construcción de instalaciones de generación de energía renovable en los próximos cinco años (2016-2020), según ha anunciado el presidente de la compañía, José Manuel Entrecanales.

El grupo retomará de esta forma el ritmo inversor que ya emprendió este año, una vez concluido el plan de ajuste que llevó a cabo los dos últimos ejercicios para amortiguar el impacto de la reforma energética del Gobierno. Con su nueva estrategia de inversión en energía verde, la compañía pretende que su cartera de instalaciones alcance la cota de los 10.500 megavatios (MW) instalados en el horizonte de 2020. De esta forma, la actual cartera de 8.614 MW de parques eólicos y solares de generación de energía limpia con que Acciona cuenta en España y en otros catorce países crecerá un 21,8%, lo que implicará construir unos 1.900 nuevos MW.

La inversión se focalizará fundamentalmente en países en desarrollo, según ha detallado Entrecanales durante su participación en un foro paralelo a la Cumbre sobre el Cambio Climático.