Ha llovido mucho desde que la musa del pop naif hiciera ‘chas’ y apareciera a nuestro lado. Reinventándose continuamente casi de manera orgánica, esta española con acento danés dice que mirar atrás se le da mal y que antes de darse el gusto de regrabar sus clásicos prefiere componer temas nuevos. De ahí que nos la encontremos promocionando Lo nuestro , un disco que se aleja del pop confesional y que ella misma define como ‘romanticismo industrial’. Letras llenas de lirismo sin complejos que llaman al tiempo “ese cabrón” y a la muerte “la muy puta”, a la cara y sin tapujos. Un trabajo que sirve de contrapunto estridente y desvergonzado al íntimo y sublime La joven Dolores (2011).

Ex pareja de Nacho Vegas y Ray Loriga, madre de dos hijos preadolescentes, inquieta y exquisita. Después de charlar un rato con Christina Rosenvinge nos vamos sin saber el secreto de su eterna juventud, pero con la certeza de que esa oscura y bella fragilidad sigue siendo su gran arma.

Presentas tu disco más reciente, Lo nuestro, el 10 de diciembre en la sala Joy Eslava de Madrid. ¿Qué versión de Christina vamos a poder escuchar esa noche?

La más roquera y ruidosa. Las canciones de Lo nuestro requieren más intensidad para entenderse. Después del disco anterior, mucho más reflexivo e intimista, acabé con ganas de irme al otro extremo. Aquí apunto a cuestiones peliagudas pero no tengo respuestas para nadie, lo que quiero es expresar con absoluta contundencia la incertidumbre.

Punk, rock e incluso ska con Ella y los Neumáticos, pop con Christina y los Subterráneos, electro-pop y funk con Álex de la Nuez… Hasta llegar al estilo indie y de autor que ahora te define has probado de todo. ¿Te consideras la ‘enfant terrible’ de la música española o te sientes más bien la ‘chica rara de la clase’? 

Ninguna de ellas. Yo creo que lo único que tengo de extraordinario es que soy de las pocas cantantes que pueden presumir de tener una carrera musical tan larga estando en activo todo el tiempo. La mayoría, por un motivo o por otro, lo deja antes.

“Soy de las pocas cantantes que tienen una carrera musical tan larga en activo”, defiende @Ch_Rosenvinge 

¿Y cuál es tu secreto para mantenerte a flote todos estos años?

Lo que yo hago es muy orgánico. Como músico, se trata de ir evolucionando continuamente utilizando diferentes herramientas. Es la única forma de que las canciones tengan un sello personal. El secreto sobre todo tiene que ver con que a mí realmente me gusta hacer esto. La parte positiva de mi trabajo es tan superior a la negativa que siempre he encontrado la manera de seguir.

¿Qué queda de aquel ‘Chas y aparezco a tu lado’ en tu música?

Queda mucho. Era una buena melodía y una letra que ha trascendido hasta convertirse en un éxito. Uno va aprendiendo e incorporando cosas, ahora sabes afinar mejor… pero la esencia es la misma.

Si echas la vista atrás, ¿cuál es el sentimiento que va a unido a aquel recuerdo?

Lo recuerdo como algo muy bonito. Ese disco se convirtió en un éxito increíble para el público más joven y fue lo mejor que me pasó con Álex y Christina. Tener ese público maravilloso. Aunque también hay algo menos positivo de aquella época que tiene que ver con una industria que convierte a la música en un producto que sólo tiene en cuenta la venta… y sin darte cuenta te ves manipulado por algo que es mucho más grande que tú, que te supera.

¿Qué queda de la Movida en la cultura actual?

España está viviendo ahora un momento de esplendor musical similar al de entonces. Hay muchos músicos hoy con un talento superior al de la Movida.

“En España hay muchos músicos con un talento superior al de la Movida”, asegura @Ch_Rosenvinge

Dime una cosa de aquella época que echas de menos y que ya no volverá.

Lo que no hay ahora es un caldo de cultivo tan virgen y unos medios tan locos por apoyarlo.

¿Cuál crees que es tu herencia musical para las nuevas generaciones?

Lo que yo he hecho siempre ha sido no hacer tanto caso a las cosas del momento y seguir una línea más personal. No he estado adscrita a ninguna generación o movimiento en particular ni he absorbido las mismas cosas que todo el mundo al mismo tiempo. Eso me puso obstáculos pero también tuvo sus ventajas. Una de ellas es la de no formar parte de nada y tener más libertad ahora.

¿Qué salvas y qué criticas de los jóvenes que triunfan ahora en la música?

En realidad no hay tanta diferencia entre el antes y el ahora. Es siempre la misma historia. Si quieres que se te escuche, lo que tienes que hacer es hacer lo tuyo con mucha fe y buscar tu camino personal.

Para cantar, ¿mejor el inglés o el español? 

Cantar en inglés tiene sus ventajas porque es un idioma más conciso y es más fácil encajar las letras. Encontrar un formato de canción donde tengas una estructura suficiente como para desarrollar un texto en español requiere más líneas y melodías que vengan más de la música latina que de la anglosajona. Son otras métricas. La ventaja de cantar en castellano es que te estás comunicando directamente con la gente de tu mismo idioma y el texto tiene una potencia completamente distinta. Es antinatural hablar con alguien de tu mismo hogar en un idioma que no es el tuyo. Cuando he escrito en inglés ha sido porque estaba viviendo en Estados Unidos, pero cuando regresé a España volvió a salirme el castellano. El idioma es algo natural, algo que se escoge emocionalmente.

“El idioma es algo natural, algo que se escoge emocionalmente”, comenta @Ch_Rosenvinge 

El libreto de tu último disco lo ha diseñado la ilustradora Paula Bonet, otra mujer con personalidad y un talento especial. ¿Os conocíais de antes?

Fue muy bonito cómo conocí a Paula. Me llamó para presentar su libro. Yo había visto alguna de sus ilustraciones y me gustaban, pero no sabía que eran tan popular. En la presentación me encontré con una recepción espectacular de su trabajo. Fue especial porque en ese momento yo estaba buscando a alguien que ilustrara mi disco… así que lo hizo ella.

Los 50, ¿son como imaginabas?

No, para nada. Lo bueno es que no son tan distintos a todos los demás. La edad es una cosa más cultural que mental. No hay que hacer demasiado caso de los estereotipos porque en realidad cada persona es distinta y tiene una experiencia distinta.

“La edad es una cosa más cultural que mental”, opina @Ch_Rosenvinge 

¿Qué te inspira a componer en este momento de tu vida?

Las canciones siempre salen de sensaciones, de frases que por lo que sea me vienen varias veces al día a la cabeza y que da la sensación de que están en el aire, o de algo que he escrito y me ha impresionado. Otras veces tengo una melodía que voy canturreando hasta que un día empieza a tomar forma de letra… Es un trabajo que cada vez sale de una manera distinta. Lo que sí que hago es dedicarle un rato todos los días.

Una película: ‘Una segunda madre’, una película brasileña de Anna Muylaert.
Una canción: ‘Oda al amor efímero’, de Tulsa.
Un libro: ‘Que concierne’, un libro de poemas de Julieta Valero.
Un hobby: Caminar.
Una manía: Creo que las manías hay que quitárselas. Cada vez que aparece una me la quito rápido.