El grupo prepara una nueva ronda de financiación que valora la compañía en 62.500 millones (unos 57.400 millones de euros), con lo que valdría más que 33 de los 35 valores del Ibex.

Uber sigue pidiendo fondos para financiar sus planes de expansión. Y los inversores siguen acudiendo solícitos al reclamo. El grupo tecnológico, que se ha hecho mundialmente famoso por las polémicas generadas en torno a su aplicación de taxi alternativo, prepara una nueva ronda de financiación con la que pretende obtener 2.100 millones de dólares (unos 1.930 millones de euros al cambio actual). Y parece que está la cosa hecha.

A la nueva ronda de financiación habrían acudido los fondos Tiger Global y T. Rowe Price, según informa Bloomberg. Y con la operación Uber habría quedado valorada en 62.500 millones de dólares (uno 57.400 millones de euros). Una valoración que supera la capitalización de 33 de los 35 del índice bursátil español Ibex: todos menos Inditex (que ya se ha asentado en una capitalización ligeramente por encima de los 100.000 millones) y Santander (en el entorno de los 70.000 millones).

Con las nuevas aportaciones realizadas por los inversores, Uber Technologies estaría valorada en un nivel muy similar a Telefónica (con 54.000 millones) y claramente por encima de BBVA (47.000 millones) o Iberdrola (42.000 millones).

Uber se ha lanzado a un agresivo plan de expansión, con el objetivo de crecer y asentarse en el mercado asiático, singularmente en China. Los planes del grupo pasarían por invertir unos 1.000 millones de dólares para ganar posiciones en el gigantesco mercado chino. Un crecimiento que parece obviar los problemas legales que se está encontrando en muchos países, como en España, donde la compañía tiene suspendido su servicio de taxi alternativo por orden judicial.