La patronal Cehat afea al Gobierno del PP la subida del IVA al sector, la “lamentable” la gestión del concurso del Imserso o el “disparate” que es la nueva Formación Profesional.

Acababa de ser reelegido como presidente de la patronal hotelera Cehat –otro mandato de cuatro años tras los ocho que lleva en el cargo- y Joan Molas tenía demasiados temas de los que no quería hablar. Y su discurso como presidente (re)electo en parte lo dedicó, claro, a esos temas que irónicamente dice no querer mentar en un día feliz y en un momento dulce para el sector.

Y con unas elecciones generales a dos semanas vista, Molas afeó al Gobierno del Partido Popular haber incumplido su promesa –la que hizo en la anterior campaña electoral, hace cuatro años- de bajar el IVA al turismo hasta el 4%, para después, muy al contrario, subírselo del 8% al 10%, que es como está ahora.

Y también recordó, sin querer hacerlo, que la gestión del concurso del programa de viajes del Imserso ha sido “lamentable”, provocando un retraso del inicio del proyecto que ha echado el cierre a 90 hoteles y que ha hecho perder 130.000 plazas. Y aunque no quería comentar “por pereza” la nueva ley que regula la Formación Profesional, la calificó de “disparate”. Y todo ello estando presente la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, que terminó entre lágrimas su intervención que sonaba a (evidente) despedida.

Y aunque de ello no quería hablar, Molas también aprovechó para mandar un recado a los nuevos alcaldes y nuevos presidentes autonómicos que en los últimos meses impulsan, o insinúan, “con ligereza y poco sentido común” moratorias hoteleras y frenos a las llegadas de turistas. “Hay que hablar de la capacidad de carga de algunos destinos, pero sin transmitir rechazo a los que nos visitan y haciéndolo sin debates ideológicos”. Recado para todos, no sólo para el PP.

Un secretario general que coordine a los ministerios

Para la nueva legislatura, los hoteleros españoles ya no se molestan en pedir un Ministerio de Turismo para darle carácter de política de estado a las regulaciones del principal sector económico de España. Ni siquiera aspiran a repetir una Secretaría de Estado.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos (Cehat) reclamó que el Gobierno que salga de las elecciones del 20-D instaure una figura transversal que sirva para coordinar las políticas de todos los ministerios con competencias que afecten al sector turístico. De la promoción exterior a los visados, del impulso al mercado único a los impuestos, de la formación laboral a las obras públicas de transporte…

“El Gobierno necesita incluir esa figura. Necesita un casi ministro, vale con que fuera un secretario general que coordine todos los ministerios cuyas competencias afectan al turismo. Pero una Secretaría General que dependa de Presidencia del Gobierno”, reclamó Joan Molas. “No es fácil de hacer, porque otros sectores económicos también lo pedirían. Pero es que otros sector económicos no son tan importantes como el turismo para este país”.

En este sentido, el presidente de los hoteleros subrayó que, incluso en plena crisis, el turismo ha seguido siendo el motor de la economía, ha seguido salvando la balanza de pagos nacional con los ingresos de divisas y ha seguido creando empleo. Según destacó Molas, el turismo ha pasado de 1,9 millones de empleados en 2006 a 2,2 millones de cotizantes en 2015, un 15% más. “Y hay predicadores que tratar de demonizar el empleo que crea el turismo, criticando su temporalidad. Pero es que el empleo turístico es temporal por la estacionalidad de nuestra actividad. Nadie critica a Francia por no contratar vendimiadores en febrero, porque la vendimia hay que hacerla en septiembre”, concluyó.