España se sitúa en el top 3 de países europeos que más usan las apps móviles para pedir comida a domicilio, justo por detrás de Rusia y Austria. Un puesto que puede justificarse desde el punto de vista de que somos el país con mayor implantación de smartphones y donde empresas como Just-Eat y La Nevera Roja no paran de crecer en usuarios.

Pongámonos en situación: estas en casa, solo o acompañado, llega la hora de comer/cenar y no hay nada tan fácil como abrir una aplicación, elegir algo de comer y con un solo click realizar el pedido que en una media hora entrará por la puerta. Cómodo y sencillo. Así funciona esto de la comida a domicilio, un negocio que parece condenado al éxito y en el que cada vez más empresas y emprendedores quieren probar suerte.

Más pedidos a domicilio, más aplicaciones para realizar pedidos a domicilio, más competencia en el sector de los pedidos a domicilio. En este momento nos encontramos ahora. Hace unos años eran las pizzas y la comida china los reyes de la comida a domicilio, mientras que hoy contamos con una gran variedad de restaurantes y locales que sirven todo tipo de comida que se han sumado a esto de llevar el plato hasta la mesa del cliente.

Además, el hecho de que sean los propios restaurantes los que buscan aumentar su clientela a través de estas apps, lleva a que crezca el número de aplicaciones y plataformas dedicadas a ofrecer comida a domicilio. En España, La Nevera Roja y Just-Eat han logrado un gran posicionamiento acaparando un importante número de usuarios, pero hay quien llega dispuesto a plantarles cara.

Deliveroo da el salto a España

Calidad en los restaurantes y, por lo tanto, también en la comida que ofrecemos; cuidada parte logística para asegurar que los pedidos llegan en 30 minutos; y un buen servicio de atención al cliente”, así señala Diana Morato, Consejera Delegada de Deliveroo España, los tres elementos que diferencian a su plataforma del resto de las aplicaciones dedicadas al reparto a domicilio.

Respecto a las empresas que ya operan en nuestro país, y que son la competencia más directa de Deliveroo, Diana Morato explica que lo que han hecho es “crear un mercado centrado más en la comida en general”. “Nosotros en Londres nos hicimos muy fuertes en cuanto a calidad, y eso es lo que ofrecemos. Llega un momento en el que la gente pide algo nuevo, en que quieren que les lleves a su casa lo que comen en sus restaurantes habituales”, añade.

Cualquier restaurante no puede formar parte de la oferta de Deliveroo, y por ello, para mantener esa calidad que tanto defiende, llevan a cabo una rigurosa selección. En SABEMOS hemos querido saber cómo se realiza exactamente ese proceso y qué parámetros son los que tienen en cuenta desde la plataforma para incluir, o no, en su plataforma a uno u otro negocio: “Localizamos el local, nos informamos en Internet, buscamos opiniones y finalmente realizamos una visita para ver qué es lo que ofrecen realmente. Después realizamos un pedido a nuestra propia oficina para ver que aquello que podemos encontrar en el restaurante es lo que recibimos en casa, y además, mientras el restaurante se encuentra dentro de Deliveroo, realizamos pedidos cada cierto tiempo para comprobar que todo sigue igual, que la calidad es la misma”, nos cuenta la Consejera Delegada de la plataforma en España.

A diferencia de lo que ocurre con otras empresas de reparto de comida a domicilio, Deliveroo se asegura de que los pedidos lleguen en perfecto estado y en el menor tiempo posible contando con un equipo propio de repartidores. De esta forma se realiza un mayor control, tanto de los envases en los que viajan las comidas como del recorrido que realiza la moto o bicicleta encargada de la entrega. Desde Deliveroo conocen exactamente qué está sucediendo con los pedidos, que ruta siguen los repartidores, de manera que ante una incidencia el cliente puede ser informado y el problema resuelto con una mayor brevedad.

Deliveroo acaba de llegar a España, pero el servicio es más que conocido en otros lugares del mundo, ya que tiene presencia en 50 ciudades de 21 países. Su inauguración en nuestro país, junto a la de otras cinco ciudades ha sido posible gracias al crecimiento del negocio y a la inversión de 70 millones de dólares para expansiones internacionales realizada en julio de este mismo año.

“Siempre buscamos ciudades con alta densidad de población”, indica Diana Morato. Y es por eso que por ahora Deliveroo arranca en España solo en las ciudades de Madrid y Barcelona.