El Pleno del Tribunal Constitucional ha estimado por unanimidad la impugnación presentada el pasado 11 de noviembre por el Gobierno y ha resuelto que la resolución independentista aprobada en el Parlamento de Cataluña, a instancias de Junts pel Sí y la CUP, para dar inicio a la ruptura con España es inconstitucional. Se trata de la la sentencia más rápida de la historia del Constitucional, que no ha querido que su dictamen interfiriera en la campaña electoral que comenzará mañana.

Con una agilidad inusitada en el órgano de garantías, el asunto fue introducido ayer en el Pleno, el primero de carácter ordinario que celebra el tribunal tras recibir el pasado viernes las alegaciones del propio Parlamento catalán, que defiende que la resolución impugnada por la Abogacía del Estado es un “acto parlamentario de naturaleza estrictamente política”, por lo que no tiene los elementos necesarios para ser valorada por el TC. 

Tal como recogen este miércoles las agencias, la resolución sobre el fondo del asunto se produce apenas unas semanas después de que, el pasado 11 de noviembre, el TC admitiera a trámite la impugnación del Gobierno y suspendiera de forma cautelar la vigencia de la resolución.

En ese auto, el TC dio un plazo para la presentación de alegaciones y advirtió además a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell; al presidente en funciones, Artur Mas, y a otros 19 altos cargos de Cataluña de que pueden incurrir en responsabilidades, incluso de carácter penal, si incumplían su auto de suspensión. Desde entonces no se habían producido actos de incumplimiento de esta orden.

En la sentencia que se dictará ahora , el Tribunal Constitucional deberá contestar a los argumentos de los servicios jurídicos del Parlamento de Cataluña, que defendían que la resolución fue adoptada “en el ejercicio de la función del impulso de la acción política y de gobierno” y sólo puede ser valorada en ese contexto.

Aún quedan pendientes de resolver los recursos de amparo presentados por PP, C’s y PSOE en el Parlamento de Cataluña contra la forma en que se tramitó la resolución, un asunto que no ha merecido la misma premura para los magistrados del TC, que consideran que no tiene el mismo carácter prioritario.

Rajoy: “Alegra y mucho”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha manifestado tras conocer la noticia que la decisión del Tribunal Constitucional “alegra, y mucho”, a los españoles que creen en España, en la soberanía nacional y en la igualdad de todos los españoles.

“La decisión anula en toda su integridad todos los puntos de la declaración y eso desde luego a la inmensa mayoría de los españoles que creemos en España, en la soberanía nacional, en la igualdad de los españoles, nos alegra, y mucho”, ha declarado en el Palacio de la Moncloa tras reunirse con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, citado por Europa Press.