La sociedad patrimonial Promintur BV, con sede en Ámsterdam y participada por las diferentes ramas de la saga familiar del exministro y excomisario europeo Abel Matutes, permite hacer pasar por Holanda parte del enorme flujo de efectivo procedente de las compañías de su holding y ahorrarse la fiscalidad española sobre dividendos.

La familia Matutes controla un enorme holding empresarial con decenas de sociedades. Una gigantesca maraña societaria con participaciones cruzadas, con accionariados compartidos e intercambiables, y con cúpulas directivas en las que se repite un mismo apellido. Hoteles en España y en el Caribe, navieras, constructoras, inmobiliarias, compañías alimentación, distribuidoras de bebidas… Así es el Imperio Matutes.

El conglomerado, con Ibiza como epicentro y que se acomoda de manera figurada bajo la enseña Grupo de Empresas Matutes (GEM), tiene como principales caras visibles al exministro y excomisiario europeo Abel Matutes Juan y, ahora también, a su hijo Abel Matutes Prats, delfín del patriarca y con cada vez más protagonismo en la corporación. Pero en él participan las tres sagas familiares: la de Abel y la de sus hermanos Antonio y María Teresa. Y en todos los casos con presencia efectiva de los hijos de todos ellos.

La inmensa mayoría de las decenas de empresas del grupo están controladas (en muchos casos de manera simultánea) por dos firmas que ejercen como sociedades holding: la compañía Residencial Marina –controlada por el exministro y sus cuatro hijos- y Fiesta Hotels & Resorts –en la que participan los hermanos Matutes Juan y sus respectivas proles-.

Pero existe otra sociedad que tiene igualmente un papel primordial para el conglomerado familiar y que hace que los negocios de los Matutes –o al menos una parte importante del dinero que generan- pasen por Holanda. Los Matutes crearon la sociedad patrimonial Promintur BV en 1998, pero es en los últimos cinco años cuando ha tomado protagonismo y ha incrementado su actividad como vía para canalizar el pago de dividendos millonarios aprovechando la más que atractiva fiscalidad de Países Bajos.

Dividendos exentos de impuestos en Holanda

Promintur BV, inicialmente con sede en Breda y ahora radicada en Ámsterdam, está participada en un 63,15% por Fiesta Hotels & Resorts y en un 30,31% por Residencial Marina. Y la firma patrimonial ha desembolsado en los últimos cinco años al menos 134 millones de euros a ambas sociedades en concepto de dividendos que han tributado en Holanda, sorteando así el pago de los impuestos por estos ingresos en España.

¿Por qué Holanda? El tipo de sociedad patrimonial que utilizan los Matutes, BV (Besloten Vennootschap, sociedad limitada en neerlandés), disfruta de una exención total de impuestos sobre dividendos y plusvalías sobre las acciones, y se benefician de una nula carga tributaria sobre la repatriación de ganancias. Mientras que en España el tipo de gravamen que se aplica al cobro de dividendos superiores a los 50.000 euros se ha situado en los últimos años en el 27% (aunque este año ha bajado al 24% y se reducirá al 23% en 2016).

Esto es, los Matutes tributan en Holanda por el pago de esos dividendos, aunque como la exención es total no pagan nada, y no tienen que pagar tampoco impuestos en España cuando transfieren el dinero a sus sociedades radicadas aquí gracias a los acuerdos que evitan la doble imposición entre países.

¿Cuánto se cobró en dividendos exactamente?

Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Promintur BV ha desembolsado a Residencial Marina (la firma controlada por Abel Matutes y sus hijos) en forma de dividendos 50,4 millones de euros entre 2010 y 2014. Y, por su parte, Fiesta Hotels & Resorts recibió 84,3 millones sólo entre 2010 y 2012.

Sorprendentemente, los cobros de dividendos realizados a Fiesta Hotels en los años 2013 y 2014 no están reflejados en las cuentas a disposición del público en el Registro Mercantil. Y es que faltan en los informes de ambos años –en los dos- justo las páginas en las que se recogerían la cuantía de los dividendos percibidos [Ver información adjunta]. Fuentes del mercado apuntan que los abonos de dividendos superarían los 20 millones de euros entre ambos ejercicios, pero desde el Grupo Matutes se prefiere no confirmar esas cifras.

En conjunto, las sociedades de la familia Matutes habrían percibido al menos 134 millones en dividendos desde Holanda. Pero el importe podría ser muy superior, dado que falta la información referida a los cobros de una de las dos sociedades durante los dos últimos años. Fuentes del Grupo Matutes consultadas por SABEMOS han rehusado facilitar esos importes desconocidos, limitándose a apuntar que las compañías no cotizan en bolsa y que desde el grupo se prefiere no desvelar su estructura financiera.

Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Residencial Marina ha percibido dividendos a través de Promintur por importe de 5,45 millones de euros en 2010; 14,5 millones en 2011; 7,5 millones en 2012; 13,5 millones en 2013; y 9,33 millones en 2014. Y Fiesta Hotels & Resorts se ha embolsado 11,37 millones en 2011; 48 millones en 2011; y 25 millones en 2012. Los abonos a Fiesta de 2013 y 2014 son los que no figuran en las cuentas de las que dispone el Registro.

 

las páginas que faltan en el registro mercantil

Las cuentas de Fiesta Hotels & Resorts –una de las sociedades holding del imperio Matutes- que hay en el Registro Mercantil de Ibiza no están completas, les faltan un puñado de hojas a los informes de 2014 y de 2013. A los dos. Pero está claro que en algún omento sí que estuvieron completas: uno, porque cuentan con la aprobación del auditor (Deloitte); dos, porque en principio sin llegar completas, el Registro las habría rechazado; y, tres, porque no es que falte información, es que faltan páginas, con saltos de numeración incluidos.

Tanto en el informe con los resultados de 2014 como en los de 2013 esas hojas que han desaparecido son las mismas: las que contienen la información con las participaciones concretas y actualizadas en otras sociedades del grupo y la aportación de cada una de ellas a la sociedad matriz. Así que se hace imposible conocer si ha habido cambios significativos en los paquetes accionariales o en las aportaciones (fundamentalmente vía dividendos) de estas empresas. Esto es, se hace imposible saber cuál fue la aportación vía dividendos de su sociedad holandesa Promintur en esos dos años, por ejemplo.

SABEMOS ha podido comprobar la ausencia de esas páginas (seis en el informe de 2014 y tres en el de 2013) mediante las copias que solicitó telemáticamente por partida doble a través de Infoempresa y a través del Colegio de Registradores de España. En ambos casos, las páginas perdidas son las mismas. Fuentes del Grupo de Empresas Matutes consultadas por SABEMOS muestran su sorpresa por que los informes estén amputados e insisten en que las cuentas de Fiesta Hotels & Resorts se entregaron íntegras en el Registro Mercantil de la isla. “La empresa ha depositado, tal y como exige la ley a una compañía familiar y privada, toda la información que requiere el Registro”, explica una portavoz.

“Si falta información no es porque la empresa no la haya depositado. Se comunica y se hace público a través del Registro Mercantil todo lo que se tiene que comunicar y hacer público. Además, nuestras cuentas están auditadas”, sentencia. La compañía, en cualquier caso, ha rehusado facilitar a SABEMOS las cuentas completas que, según su versión, se entregaron al Registro y que, por eso mismo, tienen carácter público.