Una nueva jornada de “gangas”, las del denominado ‘Cyber Monday, cierran este lunes el frenesí de consumo y compras desatado en el comercio minorista español desde que el pasado viernes comenzaran a aplicarse las rebajas asociadas al ‘Black Friday’.

De esta manera, con el Cyber Monday o E-Day -creado en los Estados Unidos para dar salida, principalmente a través de internet, a los productos que no se vendían durante el Black Friday– se pone fin a una serie de ofertas “irrenunciables” en moda, complementos, viajes o tecnología que arrancaron en el “viernes negro” y prosiguieron durante el fin de semana.

En esta sucesión de jornadas de descuentos “a la española” (en Estados Unidos solo se celebran el viernes y el lunes), las grandes cadenas se han apuntado con mayor intensidad que en años precedentes. También el pequeño comercio se ha subido progresivamente a este carro de compras compulsivas, que en España sirve para adelantar las compras navideñas, aunque como han contado a SABEMOS muchas asociaciones de comerciantes, todavía no son conscientes de la importancia que este día de rebajas puede tener.

El presidente de la asociación de comercio textil Acotex, Eduardo Zamácola, considera que el efecto del Black Friday es “brutal” para el sector, que se apunta ese día y el sábado las jornadas de más ventas del año. El “viernes negro” -en España prolongado hasta el domingo- ha desbordado este año todas las previsiones y sectores, generando una avalancha de ofertas de todo tipo.

Este lunes se espera más de lo mismo, con un comercio entregado al Cyber Monday, en el que, a las 22.00 hora peninsular, se oirá el pitido final y comenzará el recuento para fijar unas cifras de negocio que, tras cuatro días de ofertas, se esperan que alcancen cifras récord.